Una vez reunida una aceptable colección de libros sobre el aceite de oliva relacionados con la provincia de Sevilla, tocaba buscar alguna publicación relativa al olivar de Cádiz, cosa de la que no tenía ninguna noticia, aunque eso no signifique que no se hubiera escrito algo sobre el particular. 

Y preguntando a Lola Ortega, de la DO aceite de Estepa, me habló de este tratado, de los hermanos Antonio y José Cabral Fernández, sabios del campo y de la historia, en 2001, editado por El Olivo Editora y Distribuidora, con el apoyo de la Diputación de Cádiz y la Asociación Española de Municipios del Olivo. «Huellas, pisadas y pasos».

El libro sigue la estela de las obras escritas sobre el aove de Jaén por el ameno autor Juan Eslava Galán, que tanta sabiduría ha mostrado, y con un formato semejante. En esta ocasión, “Huellas, pisadas y pasos” recorre la historia de la provincia de Cádiz en paralelo con los restos arqueológicos y los documentos relacionados con los pueblos que han pasado por allí, desde fenicios, griegos, visigodos y árabes.

Un libro delicioso para conocer el pasado y el presente del olivar gaditano, más que recomendable.