Tenía entendido que la temporada de los espárragos era marzo-junio, pero a mi frutería han llegado manojos de espárragos trigueros. Con ellos hice un arroz meloso al estilo tradicional de la localidad de El Coronil (Sevilla).

La receta está incluida en el libro “Recetas de cocina sevillana” editado por el Área de Cultura e Identidad de la Diputación de Sevilla en 2008. Y un plato con igual nombre lo hemos encontrado en el libro “1460 recetas para disfrutar las verduras todo el año”, de Karin Leiz, (Editorial Debate 2017). La receta se atribuye a Bella Moreno Suárez, vecina de El Coronil.

El arroz debe quedar jugoso y los espárragos crujientes lo justo y con un ligero toque amargo suavizado por el sofrito.

Ingredientes para 4 personas: 300-350 g de arroz variedad marisma, 300 g de espárragos trigueros,  4 dientes de ajo, 1-2 tomates maduros, 1 cebolla o cebolleta, 1 pimiento verde grande de freír, agua (tres veces el volumen de arroz y algo más si lo pidiera), aceite de oliva virgen extra y sal. (Admite alguna una especia más al gusto).

Lavar bajo el grifo los espárragos y quitarles las partes finales duras. Trocearlos tamaño bocado y reservar. Dejar algunos para la decoración del plato.

Pelar y picar la cebolla, los ajos, el pimiento y los tomates. Poner a calentar el agua, a la que podemos añadir las partes desechadas de los trigueros.

En el recipiente con el aceite justo ya caliente, sofreír las hortalizas, añadiéndolas por separado, primero a fuego fuerte y luego más suave. Una vez pochadas, triturar el sofrito con la batidora y devolverlo a la cazuela. Subir el fuego y añadir los espárragos troceados y la sal, rehogar un par de minutos a fuego medio.

Añadir el arroz, saltear un poco y verter el agua, subir el fuego y dejar que se haga diez minutos. Pasado el tiempo bajar el fuego y corregir de sal.

Las sobras de este arroz, convenientemente conservado en frío, pueden consumirse al día siguiente como máximo, calentándolo en un horno microondas o convencional a alta temperatura.