Tras algunos días de comidas un tanto irregulares –como debe ser por las fechas-, volvemos a las prácticas de cocina normales. Tenía unas alubias arrocinas (de Barco de Ávila) y se me ocurrió hacerlas con arroz. Estas legumbres son blancas, de tamaño pequeño y forma ovalada-redonda. Tienen una textura mantecosa y son muy digestivas (doy fe). Y aunque van muy bien para ensaladas o guarnición, la guisamos como plato caliente.

Ingredientes para 4 platos: 200 g de alubias arrocinas (en seco), 100 g de arroz variedad marisma (de Sevilla), caldo de verduras o agua (a demanda), 2 pimientos verdes de fréis, 50-g de hinojo, 2 tomates maduros, ½ cebolleta fresca, 1 diente de ajo, aceite de oliva virgen extra, azafrán y sal.

Dejar en remojo las alubias un mínimo de 12 horas. El agua del remojo viene muy bien para regar plantas.

Picar el ajo, la cebolla y los pimientos.  Pelar y picar los tomates y el hinojo.  Poner a calentar el caldo o agua.

En la cacerola, con el aceite caliente justo, sofreír poco a poco el ajo, la cebolla, el hinojo, los pimientos y los tomates durante unos minutos. Añadir las alubias escurridas, el azafrán y el caldo o agua caliente y dejar cocer de 30-40 minutos; a los 20 minutos añadir el arroz y la sal.

Tendremos que añadir más caldo a lo largo de la elaboración, porque el arroz se lo va «chupando» poco a poco, y al final, debe quedar un poco caldoso.