Debido a su fácil y larga conservación, el bacalao es siempre un alimento de fondo de nevera. Una vez decididos a prepararlo, no hay más que saber desalarlo y buscar la mejor opción para la cocina. Esta receta es sencilla y rica. 

Ingredientes (2 personas): 350-400 g de lomo de bacalao, 150 g de caldo de pescado casero, 100 ml de vino fino, 2 dientes de ajo, harina, perejil, cebollino y sal (según estado del bacalao).

Podemos emplear bacalao al punto o bien desalarlo en casa, introduciéndolo en un recipiente con agua con la piel hacia arriba y cambiando el agua tres veces al día, teniéndolo siempre en frío. Al finalizar, escurrir y secar los lomos y pasar por harina.

En una rustidera con aceite ponemos a sofreír los ajos muy picados y añadimos los lomos de bacalao, moviendo sin parar el cacharro en modo vaivén. Al poco añadimos el vino y un poco de caldo y seguimos moviendo, hasta los 6-8 minutos, según el grosor de los lomos.

Por último, añadimos el cebollino y el perejil picados, tapamos la rustidera y dejamos un par de minutos para que se termine de hacer al vapor.

Servir.