Por fin pude conocer este establecimiento de Morón (Sevilla), que lleva tiempo sonando como muy aconsejable en los círculos gastronómicos. Fue el pasado jueves, con motivo de haber organizado junto a Cárnicas Desiderio las Jornadas Gastronómicas del Buey.  Buena idea la de unir lo que da la naturaleza en una comarca con el talento de un buen cocinero, como en este caso, con el chef Leo Ramos.

Cal Viva es un proyecto personal de este gran profesional, que antes regentó durante años el restaurante DeÓ, de grato recuerdo en la capital andaluza. No obstante, llegó un momento en que decidió regresar a su pueblo, aportando una gran cocina en Cal Viva.

Un formato de pequeño bar-restaurante con barra, de sencilla fachada, y con un salón recogido en el sótano ideal para eventos,  nos permitió disfrutar de la cocina de Cal Viva, con unos platos excelentes, jugando con una carne de gran calidad como es el buey, pero sin apostar por plancha o chuletón.

Su carta cuenta con platos fríos clásicos (tostas de ahumados, ensaladilla de pulpo, Gilda, etc.). Las ensaladas, setas y escabeches tienen también hueco en este lugar, junto a pescados de “interior” como el bacalao, sin olvidar elaboraciones de pulpo. La carne es sin duda su gran especialidad.

Y a destacar su menú de degustación 2022, con aperitivos de productos de temporada, aceitunas y aceite de oliva virgen extra local, carpaccio de carne, verduras, etc. 

Un lugar para recomendar, ofreciendo una excusa para visitar la localidad.