Siento publicar con tanto retraso esta crónica, pero es que últimamente se me acumula el trabajo con tantos eventos y noticias por contar. Publiqué en primer lugar la charla a modo de mesa redonda, que dieron tres de nuestros jóvenes y punteros chefs de la provincia de Cádiz. Pero la Jornada Cádiz Gastronómica, organizada por Gurmé Cádiz y el diario La Voz de Cádiz, continuó con un almuerzo y una cena (opcionales), servidos en los salones del Palacio de Congresos de la capital gaditana, que resultó un éxito.

Fueron nueve establecimientos gaditanos los que sirvieron sus propuestas con otros tantos platos, en su mayoría de cocina joven e innovadora. Tengo que decir que el precio por comensal fue muy ajustado, porque además incluyó una serie de productos gourmet –aceitunas IGP, atún guisado de Petaca Chico, quinta gama, picos artesanos, quesos Montes de Alcalá y El Gazul, etc), que recibió cada asistente. Y la puesta en escena de estas comidas fueron excelentes, atendidas por personal de catering. Y muy interesante la selección de vinos de Bodegas Forlong (Blanco), Bodegas Tesalia (Tinto VT Cádiz) y Bodegas William&Humbert (Cream, Canasta). 

Abrió el menú de degustación los chicharrones y embutidos de Sabores de Paterna. 

El Faro de Cádiz, con su Dobladillo de Caballa, consiguió un aplauso generalizado y tengo que decirlo.

Avante Claro, de Sanlúcar, trajo Gambas al natural con AOVE. Un plato refrescante y jugoso con el aroma del mejor aceite.

Gallo Pedro, de Jerez, presentó un Brioche de chipirón y alioli. Otro plato con personalidad que nos encantó.

Mesón Sabor Andaluz, de Alcalá del Valle, con sus “Pistachos de Alcalá del Valle guisados en salsa verde”. Una propuesta moderna y original que nos sorprendió.

Mantúa, de Jerez, Estrella Michelín, preparó una Ensalada de Atún. Un plato genial como era de esperar.

Ciclo, de Cádiz, trajo un Gazpachuelo de Gambas, otra deliciosa degustación con matices innovadores.

La Carboná, de Jerez, puso un Rodaballo con velouté de palo cortado, con su guiño habitual a los vinos jerezanos, muy interesante.

Ramé, de El Puerto de Santa María, representado por Dumpling de carrillada, otro plato innovador en formato tapa.

El Aljibe, de Cádiz, preparó el postre, con su Copa de Tatín de melocotón con crema diplomática y pan brioche, una propuesta dulce tipo “torrija” refrescante.

 

Nueve establecimientos bien seleccionados (incluyendo un Estrella Michelín), aunque hay muchos más que merecían estar. Buena puesta en escena y buen servicio con profesionalidad y amabilidad, teniendo en cuenta que fue un evento colectivo y complejo.

Por ello salimos muy satisfechos, puesto que además tuvimos la ocasión de conocer las mejores cocinas de la provincia traídas a la capital. Son cocineros de la nueva generación de Cádiz, que presentan otros formatos y proporciones.

Enhorabuena a la organización de La Voz y Gurmé Cádiz, que han hecho gala de su conocimiento del sector.