La nueva generación de cocineros de Sevilla está pegando fuerte y está dando muchas satisfacciones. El joven cocinero Bosco Benítez Ruiz del Pozo capitanea un restaurante acogedor, original en su decoración y disposición, y confortador en su cocina, siempre moderna y solvente, aunque con algunos toques tradicionales.

Hace poco, almorzamos un grupo de 9 personas de dos familias diferentes, con platos al centro, en una mezcla que llevaba de todo un poco.

Como aperitivo de la casa, su versión de mantequilla con reducción de hueso de ternera, para untar, riquísimo y delicado. Y el pan, de lúpulo de esencia de cerveza, con garum vegetal y huevas para maridar. Buen comienzo.

Degustamos un salteado de verduras ecológicas con huevo de corral. Es uno de los platos más solicitados, y también es de mis favoritos, en su temperatura correcta y una bonita presentación. Las verduras deben ser protagonistas de algún plato siempre.

Las pochas de navarra con verduras ecológicas y bacalao confitado al amontillado, un plato espectacular con las mejores legumbres, que el restaurante tiene que congelar, ya que su temporada dura poco. Legumbres ligeras, digestivas y bien guisadas.

El arroz de Bosco, lleva gamba, cabeza de rodaballo, cangrejo de río, y mantequilla con azafrán; un arroz interesantísimo. Se llama también arroz del marqués, en honor a un cliente que lo es y lo pedía siempre, y es la versión más personal del chef.

Atún rojo marcado en brasa con ajoblanco y judías verdes al ajillo. Pedazo de plato muy bien montado.

Y en cuanto a los postres, disfrutamos de tarta de queso de Bosco, la poleá, versión de La Cochera (muy interesante), y una tarta de brownie. No sé con cual me quedaría.

Una cocina muy personal la de La Cochera, con un equipo muy bien ensamblado, que transmite confianza al cliente en cada plato por su dedicación y eficacia. Son cocinas que están transmitiendo algo más que sabor, un mucho de cariño.

Lo dicho, una generación de nuevos cocineros que está renovando la oferta gastronómica hostelera de la ciudad.