El primer objetivo –como siempre- es hacer un buen arroz, sabroso y equilibrado en ingredientes y en nutrientes. Y el segundo es conseguir que no sobre nada, teniendo en cuenta que se quiere obtener raciones para dos personas con el plato justo. Está claro que de tratarse de comensales más jóvenes, habría que aumentar las cantidades que hemos fijado aquí:

Ingredientes: 125-150 g de arroz bomba (puede ser otra variedad de arroz redondo), 150 g de trozos de buen choco (patas, aletas, etc.), 1 puerro, 1 pimiento rojo de asar pequeño, 1 pimiento verde, 100 ml de tomate frito casero, 50 ml de vino fino, 150 ml de caldo de verduras y pescado casero y sal.

Picar el puerro, los pimientos y el choco.

En una cazuela pequeña con poco aceite sofreír el puerro hasta pochar, añadir después los pimientos y dejar unos minutos. Añadir el tomate frito, saltear y verter el vino, dejando evaporar junto con los trozos de choco. Dejar hacerse todo unos 20-30 minutos a fuego medio.

Añadir el arroz, saltear, añadir el caldo (caliente) a razón de 2,5/3 veces la cantidad de arroz. Corregir de sal. Dejar 10 minutos fuerte, 10 minutos suave y 10 minutos de descanso. Servir.

Salieron dos platos medios, lo justo para nosotros. Pero si sobrara, al día siguiente estaría más rico aún, siempre que el arroz empleado fuera el bomba.