Un plato muy resultón cuando los chipirones son de un tamaño demasiado pequeño, que probamos en casa y nos gustó.

Ingredientes para dos personas: 300 gramos de chipirones enteros, 1 cebolla grande, 1 pimiento verde de freir, 1 tomate grande maduro, 2 dientes de ajo, dos trozos de tomates secos, 200 g de patatas, 1 chorro de manzanilla, sal, azafrán y aceite de oliva virgen extra.

Limpiar los chipirones sacándoles tripas y plumita interior, saltear en aceite y reservar.

Pelar y picar la cebolla, el pimiento y el tomate. Pelar y trocear las patatas en rodajas.

En una cazuela con aceite caliente poner a pochar la verdura a fuego lento. Añadir los tomates secos y el vino. Disponer las patatas troceadas y dejar unos 20 minutos con la tapadera puesta. Vigilar que no falte el líquido, añadiendo agua si fuera necesario.

Añadir los chipirones y dejar 15 minutos más, poner algunas hebras de azafrán y corregir de sal.

Servir.