Los chinos ya las conocían 5.000 años a.C., y 2.000 a.C. ya existía el comercio de las especias que llegaban a Egipto desde Arabia y el lejano Oriente. Las especias, imprescindibles en los fogones, también están sujetas a la moda de nuevos aromas y sabores, traídos de otras cocinas.

Aquí va una relación de las que tengo siempre en casa. Salvo alguna excepción, son las más clásicas, las de siempre. En su día tuve que aprender a distinguirlas por apariencia y olor. 

Azafrán: oriundo de Asia Menor, lo introducen los árabes en los países mediterráneos, siendo España el principal productos. El azafrán de La Mancha es de gran calidad, de los mejores del mundo. No confundir con el colorante. El azafrán se emplea en cantidades muy pequeñas. Para paella, arroces, pasta, sopas, etc.

Canela: es de las más antiguas, originaria de Sri Lanka, llega al mediterráneo a través de los mercaderes fenicios. Es estimulante, digestiva y antiséptica. Para cremas, arroces, helados, chocolates, compota de frutas, conservas o industria de licores, guisos, estofados, etc

Clavo; o clavo de olor. Si se utiliza en cantidad es bastante amargo.  Para salsas, curries, caldos, carnes guisadas y picadas, marinados de carne y pescado, compotas de frutas, vinos y licores. Originario de las Islas Molucas, que los nativos plantan por cada hijo que nace.

Pimienta; la más antigua especia conocida, en el sudeste asiático. Hoy en Malasia, India, Brasil…estimula los jugos digestivos y ayuda a digerir carne y pescado, siempre con moderación. La pimienta blanca para platos claros y la negra en guisos de catrne, adobos, marinados y salsas. También ver pimienta de Jamaica, un poco picante.

Nuez moscada: crece en Indonesia, Malasia, Brasil, Madagascar y Las Antillas, los árabes la traen a Europa. Sabor cálido y va para platos grasos salados, bechamel, pastas, gratinados, purés, frutas asadas, salsas, verduras. Propiedades contra el insomnio, es carminativa, digestiva, estimulante.

Pimentón: pimientos dulces o picantes, secados y molidos, se trae de México con el Descubrimiento. Rico en vitamina C, estimulante del apetito y digestivo, con moderación. Para adobar embutidos, lomos, chorizos, sobrasadas, arroces, sofritos, pollo, sopas, guisos, pescado, carne, etc.

Curry: es la mezcla de varias especias. Ha alcanzado gran popularidad en nuestra cocina en los últimos años, si bien tiene un origen indio. Aroma intenso, muy bien para carnes y pollo, y también en salsas, arroces y pescados.

Jengibre: origen en China con usos medicinales y sobre todo antiescorbúticas. Para platos salados, carne, en pastelería, salsas, carnes, pescados, mermeladas etc. Se vende en herboristerías seco, molido o entero.

Tomillo: pertenece al grupo de plantas aromáticas. Es un arbusto mediterráneo. Para carnes, pescados, ensaladas, salsas, setas, quesos, con moderación por su aroma. Muy bien para condimentar las legumbres.

Laurel: es otro imprescindible, cultivado desde la antigüedad, para legumbres, potajes y guisos. Utilizar con precaución, por tener sus hojas principios tóxicos y somníferos. Es tónico estomacal y estimula la vesícula.

Romero: Excelente para mejorar legumbres, las carnes de pollo, cordero o cerdo, y para escabeches y platos de huevos y verduras, incluso aromatizando aceites o vinagres. Aroma refrescante y antiespasmódico.

Perejil: Inevitable en nuestra cocina. Se cultiva en huertas y terrazas, es la más utilizada en la cocina occidental, para diferentes salsas, vinagretas, escabeches, ensaladas, triturado en pescados, carnes, sopas y verduras. Contiene mucha vitamina C.

Orégano: especie nativa del oeste o suroeste de Eurasia y la región mediterránea. Usado como condimento y en preparación de infusiones herbales. Se comercializa fresco y molido. Muy bien para guisos de pescado azul y de legumbres, aliños de hortalizas y cremas. Con aroma característico.