Como otra delegación más de la Academia Andaluza, nació hace dos años la Academia Sevillana de Gastronomía y Turismo. Fue gracias a la voluntad de 19 personas que creen y siguen creyendo en el pasado, presente y futuro de la gastronomía de la provincia de Sevilla.

Sin duda es una entidad necesaria en nuestro tejido social, pues el trabajo social colectivo sin ánimo de lucro tira del carro de  las voluntades y las pasiones: cultura, historia, patrimonio y tradiciones en nuestro modo de alimentarnos y de disfrutar, ayudando a convertirlos en referencia cultural y por tanto en riqueza económica.

Su todavía corta vida no quita valor alguno a su peso, porque además la mitad de su tiempo, ha tenido que convivir con una situación -inédita para esta generación- de pandemia mundial, que lo ha trastocado todo, sin haber perdido el horizonte de lo mucho que tiene entre sus manos.

Defender Sevilla como cuna de la cultura de la tapa, estilo de vida e influencia en la gastronomía internacional, supone atribuirle un valor tal vez soterrado, para elevarlo a otra pública y desarrollada categoría. En este proceso influirá sin duda la excelencia de los productos alimentarios más conocidos de su tierra y el esfuerzo de sus valientes emprendedores.

En el equipo de la Academia se encuentran expertos en todos los campos relacionados con la gastronomía: la restauración, la enología, la comunicación, el periodismo profesional, la erudición gourmet, la salud, el emprendimiento, la investigación y por qué no, el activismo social. Un cóctel complejo de talentos que dará mucho juego dirigido por un buen líder como lo es su presidente.

¡Feliz cumpleaños señora Academia, que cumpla usted muchos más y yo que lo vea!

 

Charo Barrios Fedriani

Académica de la ASGT