Fue en noviembre de 2008. El evento se llamó Creactiva y para mí –reciente e inexperta bloguera- fue mi entrada oficial en el mundo de la gastronomía de Cádiz. Con ilusión comunicadora le puse un lema: “Yes, we can”, en alusión a la nueva era Obama, que en dos meses se haría presidente, con promesas de un nuevo horizonte para todos.

Creo que aquello lo organizó la Diputación Provincial, a modo de jornadas multimarca, es decir, con varios sectores creativos, siendo el gastronómico el que más triunfó sin duda. Por allí pasaron cocineros profesionales de la provincia, miembros del Grupo Gastronómico Gaditano, del Grupo Gastronómico El Almirez, y profesores de la Escuela Institución Provincial Fernando Quiñones.

Se elaboraron platos con algas –recién descubiertas para la cocina-, se presentó el libro de Pancracio, se habló de la repostería de La Gloria y muchas otras cosas. Todos nuestros representantes gastronómicos participaron en una cocina en directo con visos de improvisación por ser el primer año, pero no por ello menos interesante.

En la primera foto, cocinando, Mari Tere, del Grupo El Almirez, entrevistada por Pepe Monforte, speaker y coordinador de Creactiva. En otros fogones, Mariano del Río y Pepe Pérez Moreno –Grupo Gastronómico Gaditano-, este último su presidente y recién fallecido. Y fotografiando el momento el gastrónomo y escritor Carlos Spínola, también del Grupo. Nuestra amiga Mercedes López, profesora de la Escuela Quiñones participó igualmente con su habitual encanto.

Frente a este escenario, mucho público atento, con personajes como el gastrónomo investigador Manuel Ruiz Torres; Pilar Acuaviva del Blog Túbal (pionero) y productores y bodegueros de la provincia.

Aquello fue –en mi opinión- el pistoletazo de salida para un camino de eventos y noticias gastronómicas que se han ido multiplicando en estos años, creando cultura en la provincia gaditana y prestigio fuera de ella.

Con mi titular, “Yes, we can”, empezamos a creernos todo lo bueno que teníamos aquí y lo mucho que podría dar de sí. Y el tiempo nos ha dado la razón. 

Muchas gracias a todos ellos porque le pusieron pasión y generosidad.