Es una variación de la misma receta encontrada en la página Directo al Paladar, teniendo en cuenta el buen momento de las setas, ahora en temporada, como los níscalos, que los tienen en muchísimas fruterías.

Ingredientes para 2-3 personas: 200 g de bacalao, 150 g de níscalos, 1 cebolla pequeña, 100 g de patatas, 1 diente de ajo, ½ pimiento rojo, aceite de oliva virgen extra, 1-2 vasos de caldo de pollo casero, laurel y perejil. No lleva sal.

Picar cebolla, ajo y pimiento. Sofreír todo en un perol con el aceite hasta pochar.

Lavar los níscalos con cuidado para quitarles restos de tierra y secar bien. Picar en tamaño bocado. Pelar y trocear las patatas.

Añadir las patatas al sofrito y los níscalos, junto con el laurel y un poco de vinagre (utilicé Oxigarum, que es vinagre de Jerez con salsa garum) y el laurel, dejar saltear todo unos 3 minutos. A continuación añadir el caldo hasta cubrir y dejar que se guise durante 20 minutos con tapadera.

Añadir el bacalao troceado y el perejil picado, dejar 2-3 minutos en el fuego. Servir.