Murcia 2013

Mi limón, mi limonero…siempre está presente en mi cocina. No puedo pasar sin él. Normalmente se coloca en el verdulero de la nevera o acompaña a las piezas en el frutero. Apenas le presto atención al pobre, pero sé que si se acaba tengo que reponerlo, porque es la fruta contemporánea más versátil.  

Resulta que el limón que tenemos en la cocina es el europeo, variedad Vierna, de forma alargada y con los extremos terminados en pico. Apenas tiene semillas y su grado de acidez es muy bajo. Es el más comercializado en países como España, Italia, Portugal y Estados Unidos, y producido con buenas prácticas, lo que lo convierte en el más sostenible del mundo. Eso dice Agrodiario.

Le hemos solicitado una entrevista y ha dicho vale.

Pensará usted que somos unos «noveleros» y que le hemos llamado ahora que está usted en las notas de prensa de Europa Press….

Bueno, no importa. Yo siempre he sido consciente de mi papel en la cocina. Sé que soy imprescindible porque sirvo para muchas cosas, vamos, ¡que soy un todoterreno!. Tareas culinarias, nutritivas y de complemento para bebidas refrescantes. Además de que todos me conocen. y no necesito ninguna campaña de promoción o marketing.

¿Se siente usted un limón europeo?

Claro, siempre tuve consciencia de mi origen. España es un gran productor. Lo de mi naturaleza sostenible me llena de orgullo. No soy un cítrico cualquiera, cuento con los mayores estándares de calidad, seguridad alimentaria y trazabilidad, que me distingue claramente de los limones producidos fuera de la UE. Estoy al tanto de todo.

¿Cuantas cosas puede usted hacer en la cocina?.

Primero, entre las funciones básicas está aportar mi jugo para terminar y matizar guisos, para añadir a las verduras en el plato (aportando vitamina C) o como ingrediente de repostería, impagable. También doy caché a los gin-tonic, vermuts y otras bebidas elegantes. Soy un alimento natural, sin grasas, sin sal, sin sodio y con poco contenido en azúcar. Por supuesto refuerzo el sistema inmunitario, soy digestivo y diurético.

¿Cómo es su producción? ¿Depende usted de la temporalidad?

Nada de eso. Estoy disponible durante todo el año, y puedo confirmar que a las 48 horas de descolgarme del árbol ya estoy en los mercados. Soy muy fresco. Mi origen fue Oriente Próximo, y de ahí viajé hasta España y el norte de África durante la Edad Media.

¿Alguna propiedad más que añadir?

Llevo muy a gala mi triple sostenibilidad: medioambiental, económica y social. Sé que en España somos 9 millones de limoneros, que estamos constantemente neutralizando el CO2. Controlan mucho en mis árboles el uso de productos fitosanitarios, con lo que consiguen mi máxima calidad y la protección del medio ambiente. También cuidan conmigo del funcionamiento de la cadena alimentaria, con contratos homologados por el Código de Buenas Prácticas.

¿Algún proyecto futuro digno de contar?

La Interprofesional, AILIMPO, presentará en breve la campaña “Welcome To The Lemon Age”, para informar y divulgar de mis beneficios y cualidades, como fuente de vitamina C y beneficioso para el sistema inmunitario. La promoción se llevará a cabo durante los próximos tres años en España, Francia, Alemania, Estados Unidos y Canadá, cofinanciado por la UE.

Díganos alguna recetilla

Ahí van: BEBIDAS VERANIEGAS CON LIMÓN:

Limonada, refrescante y rápida de hacer. Exprimiendo el limón en agua, con la proporción de una parte de zumo de limón por dos partes de agua fría.

Granizado de limón con miel: se cortan varios limones y se hace un buen zumo. Luego se vierte en un recipiente con un poco de miel. A continuación, se remueve hasta diluir la miel y el limón. Ponemos un poco de agua y se remueve hasta mezclar bien. Y por último, se añade hielo y se tritura hasta conseguir un perfecto granizado.  

Té helado con limón: hervir el agua, pelar un limón para conseguir su corteza más superficial. Añadir esta cáscara de limón con unas hojas de menta y una o dos bolsas de té, dejándolo todo hervir un par de minutos más. Y listo. Esperar a que se enfríe o ponerle unos cubitos de hielo, y siempre servir con unas rodajas de limón.

De este modo, podremos saciar la sed y refrescarnos en momentos calurosos de agosto. El limón contiene 50 mg de vitamina C por cada 100 g de porción comestible.

(Otras variedades de limón: Eureka, Lisbon y Primofiori).

(FUENTE: AGRODIARIO)