Con tangos, tanguillos y cante por alegrías, el periodista Modesto Barragán ha sido el encargado este año de ofrecer el pregón de la fiesta de Tosantos, que organiza el Ayuntamiento de Cádiz y la Asociación de Detallistas de Mercados Municipales (ASODEMER). El evento tuvo lugar en el Salón de Plenos del consistorio gaditano y el pregonero fue presentado por el periodista gastronómico Pepe Monforte. Fue el homenaje anual que se dedica a los mercados públicos de la ciudad de Cádiz, representado por el concurso de exorno de puestos, o fiesta de los Tosantos, a celebrarse el lunes próximo.

Barragán orientó su disertación en una rebelión de los mercados, cuyos comerciantes toman el Ayuntamiento, para lo que hicieron su entrada en la sala una representación de placeros con una muestra de sus artículos, teniendo todos ellos una pequeña intervención durante el pregón. Se recordó que son 211 puestos los que existen entre los dos mercados –el Central y el Virgen del Rosario- , otros tantos negocios familiares, con 300 empleados que cotizan a la seguridad social.

Los puestos de los mercados ofrecen pescados, carnes, recovas, frutas, verduras, pan, aceites, encurtidos, vinos, cafetería y pan. 

El pregón también incluyó como reivindicaciones la de contar con una parada de autobús que acerque al público la puerta del mercado (para el Virgen del Rosario), o la necesidad de realizar reformas en el mercado central para paliar las incomodidades climatológicas en su interior.

El mercado actual se caracteriza por albergar detallistas de distintas nacionalidades: franceses, ingleses, italiano, argentinos y japoneses.

Barragán señaló la plaza como un foco de sostenibilidad (pocos envases, productos de cercanía y temporada, atención personalizada, especialización, tradición familiar, etc.,), así como su gran vinculación con las fiestas gaditanas más arraigadas como el carnaval y la semana santa. Llamó el mercado como el “monumento a la evidencia del día a día”. También señaló que o “defendemos lo nuestro o lo iremos perdiendo también”.

El acto del pregón –en un salón abarrotado de público- contó también con actuaciones musicales como las de la Orquesta Caballatti, un coro mixto de carnaval, el cantaor David Palomar y la intervención del comparsista Antonio Martín.

El pregonero hizo un canto a la figura del mercado de abastos con ocasión de la próxima fiesta de los Tosantos, concurso que tendrá lugar mañana lunes por la tarde, y que llenará los dos mercados gaditanos de público de todas las edades para contemplar los puestos convertidos en pequeños escenarios multicolores, hechos con las propias mercancías, pero con arte e imaginación.

Me alegró y divirtió mucho haber asistido al pregón de Tosantos, acto en honor de nuestros mercados, pero me preocupa el cambio de hábitos de los consumidores, que dirigen sus preferencias hacia los modernos supermercados y los platos preparados, convirtiéndose a veces las plazas de abastos en comercios residuales en muchas ciudades españolas, por lo que es necesario que se actualicen con los tiempos y las nuevas tecnologías, ofreciendo así una alternativa atractiva al comprador. No olvidemos que en los mercados podemos encontrar la mejor materia prima fresca.

Pero también las autoridades deben apoyar la creación de mercados, evitando su decadencia y olvido, como está ocurriendo en muchas poblaciones, en las que proliferan otros formatos comerciales. Creo que es responsabilidad de la Administración la defensa y promoción de los mercados de abastos como valor económico, cultural y de salud para la ciudadanía.

Hay que recordar que la fiesta de Tosantos tiene su origen en Cádiz en noviembre de 1876, cuando el mercado central –el que hoy conocemos- estaba sumido en una grave crisis y al gobernador se le ocurrió organizar en él un baile para promocionar las ventas, decorándose los diferentes puestos. El éxito fue total y desde entonces la plaza de abastos se adorna para celebrar la Fiesta de Todos los Santos (último lunes de octubre), con un concurso de exornos, que hoy está organizado por ASODEMER (Asociación de Detallistas del Mercado).

“El mercado es economía, salud y cultura”

A la plaza de Abastos
de esta gran población
piensa el Ayuntamiento
hacerle una renovación
Ay van
a hacerle una montera
de cristales de colores
y un terno de raso verde
a todos los vendedores
Al suelo ponerle alfombras
y a cada sacador
un sombrero de tres picos
su levita y su bastón
A los carniceros y recoveros
van a vestirlos de terciopelo
y a los que ponen los baratillos
los vestirán de carne membrillo
Los que fríen tejeringos
pa que estén más elegantes
calzones cortos de seda
sombrero de copa y guantes
Y al cobrador de la renta
le pondremos un pararrayos
y unos zapatos de orillo
porque le duelen mucho los callos