Con un guiso gratuito de papas con carne al mediodía, comenzará por sexto año consecutivo, la Gran Fiesta de la Patata en el municipio de La Rinconada (Sevilla). El evento está promovido por Asociafruit (Asociación de Empresas Productoras y Exportadoras de Frutas y Hortalizas de Andalucía) y con la colaboración del Ayuntamiento de La Rinconada, con motivo del comienzo de la campaña de la patata nueva, (fresca y saludable), y sustituir la patata francesa, que lleva varios meses en cámara, conservada artificialmente.

Asociafruit reúne al 80% de las empresas productoras y comercializadoras de patatas de la región. Y ha estado divulgando las bondades de la patata nueva frente a la patata de conservación, importada en su mayoría de Francia, y que tiene menores propiedades gastronómicas, además de no servir para la fritura. Se trata de concienciar a la población para que elija la patata nueva, que ahora está en temporada.

Indica además la nota de prensa que hemos recibido que la sustitución de la patata nueva por la francesa de importación ha ocasionado la pérdida de más de 33.000 puestos de trabajo en los últimos 25 años.

Según los datos de la Consejería de Agricultura, se dedican en la actualidad 3.500 ha al cultivo de la patata nueva en la provincia de Sevilla, (1.200 ha en La Rinconada). Y también se cultivan en las provincias de Cádiz, Huelva, Málaga y Córdoba, hasta completar las 8.000 ha.

Asociafruit informa en su web que las patatas francesas, al estar almacenadas a baja temperatura consiguen una buena apariencia externa, pero el almidón se transforma en azúcar y al freír se quema ennegreciendo las patatas y produciendo altos niveles de acrilamidas, afectando a la salud de los consumidores. Esto no se da en las patatas nuevas.

El 70% de la patata española se exporta, y sin embargo es poco valorada en el mercado nacional. La Rinconada es uno de los mayores productores del país de patata nueva, que está disponible todo el año. 

La patata es fuente de vitaminas A, B1, B2, B3 y C, y aporta importantes cantidades de hierro, fósforo y potasio. Y no es necesariamente un producto que engorde por sí, a menos que se consuma frita. Es ideal para una dieta sana, variada y equilibrada.

Me parece bien esta iniciativa en defensa de la patata de temporada. Creo que este alimento es muy poco valorado por el consumidor, que busca siempre comprar la más barata o que está de oferta, y que suele ser la de menor calidad. 

Espero que estas campañas sirvan para concienciar a la población de que hay que decidirse por el producto de cercanía y, además, de que lo barato sale caro en materia de alimentación. 

La patata nueva andaluza es una patata fresca, plena de sabor, saludable, que se recolecta y se comercializa durante la temporada, sin pasar por ningún proceso de conservación. Además, es una patata temprana, es decir, es la primera que se produce en el año en cantidades suficientes para abastecer al mercado nacional y europeo, sustituyendo la oferta de patata de conservación- patata conservada en cámaras y con tratamiento químico antigerminante- que ha estado abasteciendo el mercado durante el invierno.

 

Fuente: Asociafruit.