Ricardo y Sandra llegaron a Cádiz con su proyecto cervecero artesanal y nos abrieron y enseñaron un mundo desconocido para nosotros. De su mano aprendimos a valorar la cerveza hecha con fundamento, sabores y aromas ciertos. Me ha hecho mucha ilusión que hablara y opinara en Comeencasa. Buen empresario y mejor persona. Ahora en La Cervecería del Mercado (Mercado Central de Abastos, Cádiz).

 

¿Cómo llegas al mundo de la cerveza artesana? ¿Cómo empezó Gadesbeer?

En el mundo de la cerveza empecé con 16 años en el negocio familiar, un bar en Barcelona. Ahí empezamos a ofrecer cervezas de importación. Desde esos tiempos  siempre he estado cerca del mundo de la cerveza, sea profesional o como aficionado.

GadesBeer empieza en diciembre de 2011, en la calle José del Toro en Cádiz. Junto con Sandra Lameiro, mi pareja, decidimos arriesgarnos  y montar una tienda de cervezas.

Con mucho esfuerzo, trabajo y una gran acogida, hemos llegado a día de hoy, gestionando la Cervecería del Mercado y una distribuidora de cervezas artesanales y de importación.

Al poco de tus comienzos, se empieza a hablar de cervezas artesanas en tiendas, bares, blogs y concursos y Cádiz tiene ya un peso en el sector…

Si, cuando nosotros abrimos solo estaba Cervezas Kettal en Los Barrios. Poco a poco la cerveza artesana empieza a hacer ruido, y todo el movimiento que se está viviendo en el norte de la península va llegando a nuestra ciudad.

Al año de llevar nosotros abiertos, nace Cervezas Maier que hace que “explote” la curiosidad de los gaditanos en probar una cerveza artesana elaborada en su ciudad. Y de ahí, a día de hoy que podemos encontrar más de 8 cerveceras artesanas en toda la provincia.

Aparecen blogs cerveceros y blogs gastronómicos que se hacen eco de la presencia de cervezas que aportan color, sabor y aromas diferentes a las ya conocidas.

También nace el Club de Cerveceros Caseros de Cádiz, que con mucho ingenio y trabajo hace que la provincia de Cádiz sea cada vez más conocida en el mundo de la cerveza artesanal.

Por lo visto, rara es la provincia que no cuenta con su propia marca micro cervecera: ¿qué lugar ocupan éstas frente a las grandes marcas?.

Para nosotros no tienen nada que ver las cervezas artesanas con las industriales. Son ligas diferentes.

Creemos que querer luchar con las grandes marcas es una equivocación.  Ellos hacen una gran labor y unos productos que tienen su fin. Son  cervezas mayoritariamente lagers, que su función es refrescar y saciar la sed un día caluroso.

Con la cerveza artesana, se busca despertar nuestros sentidos. Aportando sabores y aromas diferentes  llenos de matices, dónde el cervecero busca decirnos algo, aportarnos no un refresco sino una cerveza de calidad. Cervezas elaboradas con ingredientes naturales y sin alterar el proceso de elaboración con adjuntos químicos e ingredientes mucho más económicos.

La hostelería debería apoyar estas cervezas tal como lo hace con los buenos vinos de la tierra. ¿Qué es lo que falta por hacer para conseguirlo?.

Primero elaborar cervezas artesanas de calidad.

El hostelero está acostumbrado a trabajar con las cerveceras industriales, las cuales se pelean en precio y promociones. Ello hace que a primera instancia nos vean como una industrial más. Los precios de coste no son los mismos.

Cada vez hay más hosteleros que apuestan por introducir cervezas artesanas en sus cartas. Descubren que pueden ofrecer cervezas de calidad que maridan perfectamente con sus platos. Ofreciendo a sus clientes una oferta nueva e innovadora.

Así como que muchos consumidores, preguntan qué cervezas tienen. Eso también hace despertar el interés de los hosteleros en las cervezas artesanas. Clientes que buscan alternativas a las industriales para disfrutar de una buena cerveza en un buen restaurante o bar, acompañando la magnífica oferta gastronómica que tenemos.

¿Se va concienciando el consumidor del valor cultural y de calidad y propiedades que tiene esta cerveza frente a otras con otros parámetros y aditivos?

Poco a poco sí. Se tiene que concienciar en un consumo responsable. Más vale buena cerveza que cantidad.

También el apoyo a emprendedores locales, que con gran esfuerzo y trabajo sacan cada día sus cervezas al mercado. Apoyar al consumo de productos de cercanía y de los pequeños elaboradores, haciendo crecer la economía local.

Las grandes marcas industriales, cada vez más utilizan términos cerveceros en sus anuncios que nunca han utilizado (lúpulo, maltas, aromas,…), todo ello debido a la irrupción de la cerveza artesana. Pero, utilizan esos términos fuera de contexto y utilizando expresiones que en vez que culturizar al consumidor, simplemente lo engaña y lo confunde.

No existe “doble malta”, ”doble lúpulo”,..  Por favor, dejen de mentir a los consumidores.

Igual ocurre con la entrada de cervezas supuestamente artesanales. Empresas que nada tienen que ver con la cerveza, que ven un nicho de mercado e introducen cervezas que se elaboran de manera industrial en otros países. Vendiendo productos que ellos etiquetan como artesanal y lo único que hacen es tirar por tierra el duro trabajo de los realmente cerveceros artesanales.

Desde tu visión como distribuidor y conocedor del sector, ¿Cómo ves el futuro de la cerveza artesana en España?. ¿La buena cerveza ha venido para quedarse?.

El futuro es esperanzador, lleno de sabores y aromas diferentes, que hacen que se despierten nuestros sentidos en el momento de saborear una buena cerveza artesana. Y con unos maridajes en la gastronomía que dejarían sin aliento a más de uno.

Cada día la cerveza artesana y de calidad gana adeptos y defensores.

La cerve-revolución ya está aquí  y ha venido para quedarse.

Una vez dentro de la cerveza artesana es muy difícil volver atrás.

¿Cuál es tu sueño cervecero?

Disfrutar de una buena cerveza en buena compañía. Yo ya lo he cumplido.

Tengo la suerte de poder disfrutar de buenas cervezas con mi amor y compañera de viaje,  Sandra.

Os deseo que todos tengáis la misma suerte que yo.