Tres rebanadasTenemos el peso justo entre las tres: 60 gramos; la cantidad diaria recomendada para no engordar o mantener a raya los kilos, que no es poco, pero recibiendo los nutrientes necesarios. En internet dicen muchas cosas sobre nuestra participación en una dieta sana y ligera. Pero sabemos cuánto valemos, 154 calorías, excelente dato para sobrellevar en un menú equilibrado, (de 1500-1800 calorías diarias totales). Hagan ustedes las cuentas, deberíamos ser el 10% más o menos. El pan no engaña.

Somos como tres hermanas o socias, pues venimos de un tronco (barra, viena, mollete, pieza…) común. Y una de nuestras funciones aparte de alimentar (que es la principal), es administrarnos durante el día: desayuno la mayor, mediodía la mediana y para la noche, aunque mejor para la merienda, la rodaja más pequeña. La cena nos digiere regular.

¡Ojo! las de la foto somos de centeno, el mejor pan junto al trigo integral o espelta integral. Y se debe a que sacian más y permite comer menos cantidad. Nuestro índice glucémico es más bajo y tenemos prueba de ello.

Hemos salido hoy al paso bloguero porque el consumo de pan sigue estando en el debate callejero: que si engordamos o no, qué cual cantidad, en qué momentos del día…. etc. Y aunque den otras cantidades como fetén, nosotras nos vamos a regir por la experta en nutrición y cocina, Cristina Galiano, que habla de la cantidad aconsejada de pan diario para adelgazar o mantenerse.

No olviden que el pan es necesario para alimentarse equilibradamente, y, por supuesto, compatible e incluso imprescindible en cualquier dieta baja en calorías.

Tres rebanadas tres, a razón de 20 gramos de media y de rigor, que estamos entrenadas para acompañar con glamour alimenticio a cada ingesta; da igual cuchareo que cositas al horno o revueltos, pues no entendemos de ideologías. Eso sí, tres rodajas que deberíamos reservar cada día para que no nos despistemos y nos liemos con el pan como se dice vulgarmente.

Bueno, también pueden ustedes hacer una excepción cualquier día de éstos, añadiendo alguna rebanada más. Pero al menos, que sea conscientemente, porque ese día, no contará para mantener el peso. Que las que avisamos no somos traidoras.

¡Ah! y apunten en su agenda, que el 16 de octubre es el Día Mundial del Pan, y que casi nadie nos felicitó; con lo mucho que hacemos en la nutrición de la población del mundo mundial….!!!!.

Y de paso, a ver si va mejorando la calidad media del pan, ya está bien de añadirles porquerías.

Y ya que nos hemos fotografiado juntas, es el momento de meternos en una talega de tela para evitar que nos pongamos más duras de la cuenta.

Tres rodajas de pan diario, no más.