Tal vez el mejor recuerdo para un turista sea llevarse un libro que retrate la cocina y gastronomía del lugar que visita. Hoy quería hablar de la obra más representativa de la cocina de Cádiz, ideal para cualquier visitante interesado en nuestra culinaria, bajo el título “La Cocina de Cádiz”, escrito por Carlos Spínola, autor de diversos libros de cocina gaditana.

Carlos Spínola fue –tras el célebre Doctor Thebussen (Medina Sidonia 1828-1918) y nuestra entrañable Lalo Grosso, nacida en 1932, el primer escritor que se atreve a recopilar en un volumen la esencia de la gastronomía autóctona gaditana, concretamente con el Libro “Gastronomía y Cocina Gaditana”, editado en 1991. Spínola es socio fundador del Grupo Gastronómico Gaditano, pioneros en el asociacionismo cultural culinario de la provincia de Cádiz, que aún continúa en activo. Tras esta publicación, pasan de diez los libros que Spínola ha puesto en el mercado, dedicados a la cocina de producto, de costa, de interior, así como de investigación gastronómica gaditana.

“La Cocina de Cádiz”, es un vistoso volumen editado de momento en español (luego saldrá en inglés y francés), que contiene 65 platos tradicionales gaditanos. Fue presentado en el Hotel Playa Victoria de Cádiz, el pasado 16 de mayo, con motivo de la entrega del premio anual del Grupo Gastronómico.

El autor ha querido con esta nueva entrega informar e ilustrar del modo más didáctico y estructurado, al turista que nos llega sobre el origen, el estilo, la variedad, la teoría y la práctica de la cocina gaditana. La Cocina de Cádiz se divide en varias secciones: Tapas y Entrantes; Sopas y potajes; Verduras y Huevos; Mariscos y Pescados; Carnes y Aves y Postres y Dulces. Desde las papas aliñás, el puchero gaditano, el arroz marinero caldoso, la sopa de tomate o la berza de tagarninas, los calamares rellenos o las caballas con babetas, y tantos otros, se trata de recetas tan ligadas a la cultura gaditana que el lector sacará inmediatamente una idea completa de qué se ha venido cocinando en esta provincia.

El capítulo de postres y dulces no pasa de largo en este libro, aderezados con los vinos de Jerez y la fruta del tiempo. La Cocina de Cádiz es un buen detalle incluso para regalar al principiante en cocina, como mejor herramienta de comenzar su aprendizaje, cocinando cosas de Cádiz, a base de los mejores productos de aquí.