Por lo visto esta receta casera tiene sus añitos, pero yo la conocí hace unos días. Me la pasaron mis amigas Conchita (madre ) y Conchi (hija), que suelen hacerla en su familia, en Sevilla. Es muy fácil y me ha gustado al probarla. Se trata de contar con unos buenos guisantes frescos (ahora de temporada) y unas huevas de cierta calidad, también en su momento.

Ingredientes para 4 personas: 400 gramos de guisantes frescos, 400 gramos de huevas frescas de merluza, dos cebollas medianas o una muy grande, aceite de oliva virgen extra, sal y algo de comino.

Pelamos los guisantes y reservamos. Pelamos y troceamos la cebolla y la ponemos a pochar en un perol o cazuela a fuego lento. Pasamos el sofrito por la batidora y lo devolvemos a la cazuela. Añadimos los guisantes y un poco de agua, y dejamos cocer unos 15 minutos a fuego suave.

Entonces añadimos las huevas y dejamos otros quince minutos a fuego medio, más la sal y algo de comino. Tapamos la cacerola. No importa si alguna hueva se rompe, porque el sabor queda en el guiso.

Servimos.

Se admiten comentarios de esta receta, una vez probada por supuesto.