El pasado martes abrió sus puertas la tienda de reproducciones arqueológicas Herakles, en la calle Pelota num. 6 de Cádiz. Hace cinco años se instalaron en la calle Sacramento, frente a la Torre Tavira. Ahora trasladan su establecimiento a la zona más concurrida de la ciudad por propios y visitantes, entre el Ayuntamiento y la Plaza de la Catedral. Herakles ofrece bellas colecciones de reproducciones arqueológicas elaboradas por artesanos y artistas, es decir, de alta calidad e interés cultural, siempre con el asesoramiento de especialistas en restauración, arte antiguo y arqueología. Son objetos con precios para todos los bolsillos.

Al entrar en el local de Herakles podemos admirar junto a un suelo original de piedra de Tarifa, los restos de tinajas para almacenar grano y vinos, rodeados de restos de cimentación, todo ello datado en el siglo XVII. La tienda está cuidada hasta el último detalle, en la exposición de los objetos con vitrinas y en las paredes.  En Herakles se ofrecen obsequios conmemorativos y regalos de prestigio, seleccionados por su importancia histórica o simbólica. Metopas, platos decorativos, estatuas, objetos funerarios, monedas, etc., reproducen las diferentes etapas de la historia pertenecientes a los periodos íberos, tartésico, mesopotámico, egipcio, fenicio, griego, romano, bizantino, musulmán o visigodo. Son réplicas de objetos que contribuyen a dar difusión al patrimonio arqueológico.

A la hora de buscar un regalo llama especialmente la atención en Herakles, la gran variedad de artículos de adorno femenino: collares, anillos, pendientes, pulseras, brazaletes, diademas, colgantes en general, etc., que hacen de esta tienda un referente para dar prestigio a una de las calles más transitadas Cádiz, y un aliciente para el turista que desee llevarse un recuerdo de calidad.

En mi visita compré un collar fenicio con opción de una o dos vueltas para regalar, y para mí escogí una pequeña reproducción de los sarcófagos antropoides, una de las joyas de nuestro museo, que llevaré en la solapa de mis chaquetas.

Aunque la economía globalizada va por otros caminos, me parece fundamental promocionar esta clase de comercios como Herakles, que añade un valioso toque cultural a las compras. De ahí que cada objeto lleve incorporado una reseña de su historia, su procedencia y su naturaleza.

Visitar esta tienda constituye un agradable recorrido por nuestra historia más antigua, a modo de museo arqueológico.

 

 

/