Todavía no he hecho este plato. Pero lo hemos comido hoy al mediodía y nos ha gustado mucho. También es mi cuñada la artista. Es un revuelto suave, rico y digestivo. Los trozos de jamón lo completan en la vista y en el paladar. Además, el calabacín era de un huerto cercano a casa, otro aliciente en sabor. Como todos los revueltos, es de hacer y servir.

Ingredientes: 1 kg de calabacines, algunas lonchas de jamón serrano, 1 cebolla grande, 3-4 huevos, 2 pimientos verdes de freir, sal y aceite de oliva virgen extra.

Picar y sofreir la cebolla y luego el pimiento. Cuando esté todo pochado, añadir el calabacín troceado (sin pelar), dejar saltear y añadir los huevos batidos. Cuando esté, poner los trocitos de jamón y llevar a la mesa.