patatas con guisantesEs obsesión por recuperar un plato de los que hacía mi madre. Daban gloria esas patatas tiernas y bien cocinadas junto a unos guisantes de temporada que se deshacían en la salsa. Al final las patatas se comían a los guisantes, nosotros las triturábamos, y el resultado era un plato cremoso. Una delicia. No obstante, no estoy segura de haber hecho bien añadiéndole taquitos de jamón, que no llevaba la receta original. por otro lado, también me he pasado añadiéndole vino fino de Chiclana. Lo digo por si os sirve de algo. Por cierto, las patatas proceden de un huerto particular de la localidad serrana de Grazalema, que nos regaló una buena amiga. Y los guisantes por supuesto son frescos.

Ingredientes (4 personas): 800 g de patatas de buena calidad, 400 g de guisantes (ya pelados), una cebolla mediana, aceite de oliva virgen extra y sal. Opcionalmente, un chorrito de vino fino, pero muy poco.

En una cazuela ponemos a pochar la cebolla picada como unos diez minutos. Al cabo añadimos los guisantes ya pelados, los salteamos y los dejamos otros diez minutos. Aquí iría muy bien el vino y un poco de agua. A continuación, las patatas peladas y picadas en tacos. Dejar hasta que las patatas estén tiernas, alrededor de media hora a fuego medio, siempre cubiertas de agua. Corregir de sal. Un plato rico rico.