Una sopa refrescante y exquisita para el verano, momento en el que melón está en su mejor momento. La hicimos con el melón variedad Galia que es de dulce sabor. Y además, nos habían regalado un magnífico melón de un par de kilos en Punta Umbría, en el bar Casa Antonio, por aquello de nuestra fidelidad como clientes. Es una buena propuesta para postre, introduciendo la fruta de modo rutinario:

Ingredientes para tres-cuatro copas: 1 melón Galia de temporada (1,2 kg aproximadamente), 100 cl de leche de la que tengamos en casa, 25 g de jamón ibérico de bellota picado, 15 cl de aceite de oliva virgen extra y algunas hojitas de hierbabuena.

Trocar el melón eliminando pepitas e hilos. Triturar en batidora con una pizca de sal, añadir la leche, batir de nuevo y reservar en la nevera.

Emulsionar el aceite con dos ramitas de hierbabuena.

Servir la sopa de melón muy fría en una copa, añadiendo con gotitas el aceite aromatizado y algunos taquitos de jamón.