El año del aove de Sevilla designado en 2024 por la Academia Sevillana de Gastronomía y Turismo, se estrenó en el pasado febrero con una conferencia. Y tras diferentes actividades, ayer lunes, tuvo lugar el primer coloquio, también en el Salón de Actos de la Fundación Caja Rural del Sur, bajo el nombre “EL AOVE DE SEVILLA, HOY”, un titular muy adecuado al momento que vive uno de nuestros productos estrella, visto por los expertos.  

Participaron en el acto Isabel Solís, delegada territorial de la Consejería de Agricultura, Agua, Pesca y Desarrollo Rural; Moisés Caballero, secretario general del Consejo Rector de la DOP Estepa, Manuel Félix  Moreno, presidente de Opracol, y Eduardo Martín Jiménez, secretario general de ASAJA Sevilla. Coordinó el coloquio la académica Begoña Amurrio.

El presidente de la Academia, Julio Moreno, comenzó detallando las claras razones para dedicar este año 2024 al aove de Sevilla, anunciando las fechas para los próximos coloquios en mayo y en octubre, celebrándose la gala de clausura a finales de año, al igual que con el resto de los productos designados anteriormente.

Isabel Solís resumió la situación hablando de alimento y agua como combustible para la población, impulsando así el sector primario y siendo Andalucía la primera “potencia energética” de España. Sin embargo, hay despoblación y bandono del mundo rural… siendo España la primera exportadora de aove del mundo, y aportando Andalucía  el 72%, (Jaén, Córdoba y Sevilla, por este orden). Y resumió el perfil del aove como producto de calidad, grasa saludable y generador de riqueza.

La primera pregunta, ¿Cómo es el olivar sevillano?, fue respondida por el representante de Opracol, describiendo ese olivar como resumen del sector mundial olivarero por su riqueza en diversidad y características, y también por ser primer productor de aceitunas de mesa.

A la cuestión ¿Qué hacer para que llegue la cultura del aove al público?, respondió Moisés Caballero (DOP Estepa), indicando la necesidad de informar. Refirió el cuidado del olivarero sevillano en su labor, ya desde la recogida de la aceituna de mesa, en un entorno de calidad para lo que es la mejor grasa vegetal. Pero necesitamos mayor cultura del olivo y tenemos todavía un consumo bajo de aove.

Eduardo Martín, ejecutivo de ASAJA, atendió la cuestión sobre la evolución del olivar sevillano en los últimos años, subrayando que ahora hay más olivar extensivo de secano en la provincia.

Fue inevitable hablar del aumento de los precios del aove, explicándolo Isabel Solís por la sequía y el cambio climático, y que siempre hubo campañas mejores que otras. Incluso con menos agua, la han distribuido mejor y con más cuidado al aplicar los fertilizantes, consiguiendo una cosecha record.

De nuevo Martín (Asaja), sobre esta misma pregunta indicó que el consumidor sigue siendo fiel al aove incluso con la subida de precios. Y que España exporta a mercados internacionales más del 70% de su producción. A lo que el representante de Opracol comentó la insistencia de los medios en publicar la subida de precios del aove como argumento negativo, sin hablar de las excelencias de este zumo de aceitunas como la mejor grasa vegetal. Por eso Moises Caballero (DOP) concluyó la necesidad de hacer “apostolado”, contando las bondades saludables del aove y sobre todo para educar a los niños. El aove supone muy poco en la cocina y en la hostelería, y además no tiene contraindicaciones. Ahora representa el 2% de la cesta.

Recordó Eduardo Martín que el olivar solo se da en el arco mediterráneo. El olivar tiene recorrido, cada vez exportamos más. Solo el 40% del olivar es de riego. Y cuando vuelva a llover bien, bajarán los precios. Y Manuel Félix. Moreno, indicó que cumple una función contra la erosión.

El acto finalizó con varias preguntas del público, entre los que estaban algunos productores de la provincia.