Una vez más he aprovechado verduras que tenía en la nevera, además de sobras de días pasados, como salmón cocinado o un poco de pimiento rojo de un sofrito. He tratado de recoger todo lo que podía servir a este arroz que hemos tomado hoy al mediodía.

Ingredientes para 3 platos: 120 g de arroz (variedad marisma), 1 cebolleta grande, 1 pimiento rojo pequeño, restos de salmón guisado, 100 g de restos de espárragos trigueros, 1 docena de gambas pequeñas, ½ vasito de tomate frito casero, 1 l de caldo de pescado casero, ½ vasito de vino fino, sal, tomate seco (opcional) y aceite de oliva virgen extra.

Limpiar y picar la cebolleta, el pimiento rojo, desmenuzar el salmón, quitar la parte dura de los espárragos y pelar las gambas, reservando las cabezas para enriquecer el caldo que ya teníamos hecho. Cocer unos minutos los espárragos para que se ablanden, reservar.

Poner a calentar el caldo con las cabezas de las gambas.

En la cazuela, con aceite, sofreír la cebolleta, el pimiento, y el tomate frito durante unos minutos. Agregar los espárragos troceados, los restos de salmón y remover. Verter el vino y dejar que se evapore unos minutos.

Disponer el arroz, saltear un poco e ir añadiendo el caldo y la sal. Dejar hacer 10 minutos fuerte y 10 minutos suave. Y cuando falten cinco minutos colocar las gambas sobre el arroz y tapar para que se vayan haciendo al vapor.

Con este plato comprobé que el verdulero se quedó mucho más desahogado.