La información nutricional es un requisito obligatorio en las etiquetas de los alimentos (envasados, claro, con marca). Pero hay algunos que están exentos de esta obligación, según indica la web gastronomíaycia, del que nos hacemos eco.

Hablamos de productos que no detallen ni ingredientes ni información nutricional, sin incumplir la norma, por cierto. Aunque es verdad que los consumidores desearían tener algunas indicaciones, como si lleva sal, y también los valores nutricionales de ese alimento simple, que no va acompañado de otros. La razón es que apenas tienen nutrientes y calorías y se emplean en cantidades muy pequeñas.

El Reglamento que regula esta información es el UE 1169/2011 sobre la Información Alimentaria facilitada al consumidor.

Gastronomíaycia habla de: productos sin transformar de un solo ingrediente, agua, hierba o especia, sal, edulcorantes, extractos de café en grano o molido, infusiones de hierbas, té, vinagres fermentados, aromas, aditivos alimentarios, gelatinas, espesantes levaduras, gomas de mascar, alimentos en recipientes menores de 25 cm2 o alimentos artesanos suministrados directamente por el fabricante.