En la tarde de ayer lunes participé con una pequeña charla para los alumnos del Aula Universitaria de Mayores de la Universidad de Cádiz en el Campus de Jerez. El acto corresponde a una de las actividades programadas para este colectivo titulada “Cocina saludable para todos con un enfoque diferenciado: médico, medios de comunicación, el hogar y la restauración». La clase estaba coordinada por Manuel María Ortega, doctor y especialista en medicina familiar y comunitaria, y estuve acompañada por nuestro amigo el periodista Pepe Monforte, director de la revista Cosas de Comé.

En la clase, entre los tres intervinientes, se abordaron temas fundamentales como son (medicina, cocina de casa y placer de comer fuera):

  • Condiciones y condicionantes de los factores de riesgo cardiovascular (CV) en nuestro día a día.
  • Importancia y trascendencia del riesgo CV en nuestro día a día.
  • Enfoque operativo y culinario del riesgo CV en nuestro contexto diario alimentario en nuestro entorno familiar y personal.
  • Importancia de la cocina en casa hogareña, libre, responsable y con adaptación al producto de temporada.
  • Enfoque ecológico y operativo de la cocina en nuestro día a día con ahorro económico.
  • Comer bien y a buen precio: es posible.
  • Placer de la comida y disfrute de nuestra gran oferta gastronómica provincial: su visión en las redes.
  • Importancia del contexto económico actual de la oferta gastronómica actual.
  • Gastronomía en la red.

Como viene siendo habitual, di el mensaje de la necesidad de cocinar en casa, indicando razones que facilitan o dificultan esta labor, todo ello con pequeños consejos de administración y gestión de nuestros alimentos.

También hablé del principio de libertad individual, frente a comprar la comida preparada como hecho consumado. Comprar es un acto político y cocinar también, además de cultural y aliado de la salud y la economía.

Tras mi intervención le tocó el turno al periodista y amigo Pepe Monforte, que habló sobre la vertiente de placer en comprar, cocinar y sobre todo en salir a comer a la calle, un acto de socialización muy necesario para la salud mental de la sociedad. También indicó la conveniencia de comer menos cantidad y disfrutar más.

Luego vino la foto de familia, con todo el alumnado de la clase del Aula de Mayores, en el campus de Jerez.

Una bonita experiencia.

LA NOTICIA EN EL DIARIO DE JEREZ