Las judías verdinas son unas legumbres finas, sabrosas y digestivas. Y por nuestra experiencia, sabemos que lo que mejor les va es el pescado y el marisco. Así lo hemos hecho, con un buen calamar ya limpio que teníamos congelado.

Ingredientes para 4 platos abundantes: 300 g de judías verdinas, 400 g de calamar ya limpio, 1 litro de caldo de pescado casero, 2 dientes de ajo, 1 cebolla grande, 1 pimiento verde, 100 ml de tomate frito casero, 2 cucharadita de hojillas de ñoras, pimentón dulce, un poco de vino fino, sal y aceite de oliva virgen extra. Opcional: un poco de buen chorizo.

Dejar las verdinas en remojo por la noche. A la mañana siguiente ponerlas a cocer en el caldo de pescado a fuego medio durante algo más de una hora.

En un perol aparte, con el aceite justo, pochar los ajos, la cebolla y el pimiento picados. Agregar el vino y dejar evaporar, y poner a saltear el calamar troceado tamaño bocado y el chorizo si lo hubiera. Dejar unos minutos y añadir a las verdinas.

Remover todo y poner el pimentón, las ñoras y corregir de sal.

Servir.