La tradicional gala de entrega de los premios a los mejores vinos y licores de la provincia sevillana ha podido celebrarse al fin por todo lo alto. Esta séptima edición de los premios –organizados por Prodetur-Turismo de Sevilla- ha tenido lugar en Alcázar de Sevilla, con la asistencia de los más altos representantes de la Diputación y el Ayuntamiento, junto a los bodegueros participantes y los alcaldes de sus respectivas poblaciones. Allí estuve con la Academia Sevillana de Gastronomía y Turismo.

Han sido 75 las muestras presentadas, pertenecientes a 14 bodegas y destilerías de la provincia. Y las modalidades que entraban en el concurso: Vinos Blancos Tranquilos y Espumosos’; ‘Vinos Tintos Tranquilos’; ‘Vinos de Licor, Aromatizados y Vinos Dulces’;  ‘Vinos Singulares de la Provincia de Sevilla’; y ‘Licores Tradicionales’. 

Cinco fueron los vinos distinguidos como los mejores de la provincia: M de Salado 2021, de Bodegas F. Salado (Umbrete); Licor Andalusí Canela, de Baremot (El Viso del Alcor); Espumoso La Margarita (Constantina); Conchita, de Bodegas Halcón (Lebrija); y Borboleta 2020, de Bodegas La Margarita.

Además de estos cinco primeros premios, recibieron distinciones con 15 medallas (2 de plata y 13 de oro), aquellas muestras que alcanzaron altas puntuaciones (80-88 y 89-100 respectivamente), en la cata a ciegas que realizaron los expertos. Así lo indicó el gerente de Prodetur, Amador Sánchez, al leer el acta con los nombres de los ganadores.

Tras el concurso, vuelve a ponerse de manifiesto el desarrollo alcanzado por el sector bodeguero en la provincia de Sevilla, como cultura enológica y valor turístico y económico. Un sector que está más vivo que nunca, y que junto a los vinos tradicionales que siguen mejorando, continúa creando nuevas referencias y aplicando nuevas variedades de uvas.

Más información aquí: