Era lo deseable: construir una red mundial sin límites con todos los protagonistas de la industria del café. Es la Slow Food Coffee Coalition, creada gracias a una iniciativa de Slow Food junto al Gruppo Lavazza.  El lanzamiento ha sido en Turín, con ocasión del Día Mundial de la Tierra (22 de abril).

Se trata de unir a todos aquellos que forman parte de la cadena de suministro del café, desde productores hasta los tostadores y desde distribuidores hasta consumidores. Todos unidos –amantes del café- en la idea de un café bueno, limpio y justo para todos, con un modelo de relación basado en valores de cooperación en producción y consumo.

El objetivo es crear nuevas conexiones y mejorar las relaciones entre los agricultores y consumidores para fortalecer el primero, y más frágil, eslabón de la cadena, además de promover la identidad de su café para darlo a conocer entre quienes lo beben a diario.

Ciertamente el mundo de la industria del café necesitaba una respuesta por parte de distribuidores y consumidores. Todos sabemos que el sector de la producción –la mayoría en países en desarrollo- es víctima de la especulación y la explotación, en un comercio global que no para de crecer y que está controlado por unos pocos.

Desde quienes se ocupan de la semilla del café hasta a quienes lo saborean en su taza. Es pasar de una sociedad basada en la competitividad a otra basada en la colaboración.

Slow Food Coffee Coalition invita a todos los que forman parte de la cadena y que estén interesados en el café a que se adhieran a su Manifesto, para que trabajemos juntos con el objetivo de garantizar y disfrutar de un producto bueno, limpio y justo.

Se trata de instaurar una red mundial que crea en la protección del medioambiente, en la salvaguardia de los derechos fundamentales del hombre y del trabajo, en la transparencia, en la trazabilidad, en la educación y en el derecho al placer, y que convierta estos elementos en las bases de un nuevo camino. Todos podemos unirnos a la coalición para realizar formaciones, participar en intercambios de ideas y buenas prácticas e incluso para diseñar nuevas actividades.

No es solo una bebida que nos da energía, sino sobre todo de un producto agrícola emblemático, con un gran trabajo de los agricultores.

Únete al manifiesto: