Su mostrador tiene la medida justa para pedir y despachar el vino o la comida, con una frase estampada que reza en latín “Muéstrame tu dinero”, avisando de que allí no se fía. Y detrás, en la pared frontal, una reproducción del friso encontrado en una taberna de Pompeya. Balbo et Columela, abacería, casa de comidas o taberna romana, abrirá sus puertas en breves fechas en el barrio de El Pópulo de Cádiz, muy cerca del Teatro Romano, con el nombre de dos gaditanos ilustres e influyentes en la antigua Roma imperial.

El proyecto está regentado por varios investigadores –científicos y arqueólogos- junto a otras empresas del sector de las reproducciones arqueológicas. Balbo y Columela va a comercializar productos gourmet elaborados a partir de ingredientes y combinaciones romanas, frutos de investigaciones llevadas a cabo por diversas universidades. Todo ello al modo de herencia de la cocina romana y de las técnicas que han pasado a nuestros días.

Salsa Flor de Garum, Saucemare (salsa dulce para pescado), Oxygarum (vinagre con salsa garum), exquisitos patés según recetas antiguas y ahora reproducidas, carne como embutidos, cervezas artesanas con fórmulas medievales (como la Neolítica, sin lúpulo), o los vinos de la Baetica (con miel, canela…) conforman la tienda Balbo y Columela, junto con un pan hecho de eicon (una espelta pequeña), obra del artesano panadero Domi Vélez, de Lebrija (Sevilla).

Y para completar la oferta, de jueves a sábado Balbo y Columela organizarán rutas culturales por el barrio,  asentamiento romano de un Gades de ciudadanía propia y enriquecido gracias al comercio con el norte de África,  y que hablaba de tú a tú con Julio César.

Por ello, en sus paredes, entre otras leyendas, se lee “Hércules estuvo aquí”, o en recuerdo del posible primer graffiti de la historia “Balbo ladrón”.

Magnífica idea la apertura de este establecimiento, para ir completando una oferta cultural y patrimonial a partir de un relevante pasado histórico en Cádiz.

Y enhorabuena a nuestro amigo Manuel León Béjar, uno de los socios del proyecto, y defensor de la arqueogastronomía.