Un original artículo de nuestra colaboradora Edith Gómez sobre la obtención del mejor aceite de oliva virgen extra por nuestros propios medios.

Uno de los alimentos que más aportes beneficios brinda al ser humano es sin dudas el aceite de oliva. La dieta mediterránea, que integra este alimento como base fundamental, es de las más saludables porque no solo te permite regular el colesterol (aprende sobre todo lo que necesitas saber sobre el colesterol alto), sino que también te brinda muchos ácidos grasos esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. Por eso y más es que las personas se esmeran en siempre tener un aceite de oliva en el hogar.

Para aquellos que tienen la suerte de contar con uno o más olivos en sus hogares, una de las actividades más gratificantes y sensacionales que pueden hacer es elaborar sus propios aceites de oliva. Podrás pensar que el proceso debe ser muy difícil, ya que las grandes macas que elaboran este producto cuentan con tecnología y herramientas de punta, pero la verdad es que el aceite de oliva era preparado por nuestros ancestros sin problemas siglos atrás, así que no hay nada que te impida poder elaborarlo tú mismo hoy en día.

Con el fin de ayudarte en ese proceso, en este artículo te explicaremos paso a paso cómo hacer para elaborar un aceite de oliva artesanal que sea de calidad y encante a todo aquel que coma en tu mesa. Presta atención a cada uno de los procesos y cúmplelos al pie de la letra para que el resultado final sirva para degustar o combinar con cualquier plato que se te ocurra.

  1. Recolecta y limpieza manual de las aceitunas: En este primer punto encontramos dos pasos necesarios para poder realizar un aceite de oliva de gran calidad en el hogar. El primer punto es hacer una recolecta manual de los frutos del olivo, para esto necesitarás contar con un rastrillo de plástico que sirva para quitar las aceitunas del árbol sin que este sufra daños considerables. Este proceso también te ayudará a optimizar el tiempo, porque si lo haces enteramente manual podrías tardar más de lo esperado.

El segundo punto es la limpieza de las aceitunas, es decir, retirar los trozos de hojas, tierra o ramas que se adhieren durante el proceso de recolección a los frutos del olivo.

  1. Tritura las aceitunas: Luego de que hayas limpiado de todas las impurezas a las aceitunas, será momento de que las tritures para empezar con el proceso de extracción del aceite. Para esto necesitarás una máquina trituradora cacera, o en su defecto puedes contar con una batidora de bol amplio que te permita hacer lo mismo. Es importante que si empleas maquinaria cacera siempre mantengas el proceso a una baja velocidad para que así los huesos de las aceitunas no estropeen el equipo; ve vertiendo la materia prima de forma constante y mantén siempre el mismo ritmo al triturarlas.
  2. Batido de la mezcla: Terminada la trituración es momento de pasar la mezcla a una olla y poner a esta en fuego lento para batirla y así lograr separar el aceite. Lo ideal es mantener la mezcla a menos de 40 grados centígrados para que el producto final pueda proveer mejores beneficios saludables. Este proceso debe durar entre 50 y 70 minutos, siempre a fuego lento y removiendo la mezcla constantemente.
  3. Llenar los capachos y prensar la mezcla: De nuevo dos pasos que van muy de la mano; el primero es llenar los capachos que son el recipiente donde tendrá lugar el prensado de la mezcla, en este proceso hay que evitar en el posible rebosar los capachos. Luego en la prensa manual hay que darle vuelta a los capachos previamente llenos para que el aceite sea extraído de la mezcla; aquí debes aplicar un mínimo de fuerza, ya que el producto debe salir de manera continua y lenta, no de un solo golpe.
  4. Decantado: El decantado es el proceso final en donde se separa el aceite de las impurezas solidas producto de todo los procesos anteriores. Para cumplir con este paso necesitarás recipientes, como los de agua de 5 litros, para almacenar ahí todo lo que salió después del prensado. Debes dejar reposar el producto por 30 minutos y luego proceder a separar con un cucharon el aceite de oliva propiamente dicho.

Ten presente que unos 9 Kg de materia prima (aceitunas) equivalen a un litro de aceite de oliva. Ahora te recomendamos que descubras si el aceite de maní es realmente saludable en Nutrición Sin Más.