Soy una buscadora-investigadora compulsiva de recetas, aunque sea bastante selectiva. Elijo siempre platos sanos, ligeros y ricos…. bueno, y fáciles también, claro. Éste salteado de pavo con piña lo encontré en la Revista Saber Vivir, y, salvo algunos cambios, es casi la misma. En casa la hemos probado y nos encantó. La recomiendo, porque le da al pavo la gracia que necesita.

Ingredientes para 3-5 personas: 500 g de pechuga de pavo en dados medianos, 3-4 rodajas de piña fresca, ½ pimiento verde y ½ pimiento rojo, 2 cebollas, 2 cucharadas de Maizena, 50 g de azúcar moreno, 2 cucharadas de vinagre suave (balsámico o de manzana), pimienta, sal, orégano y aceite de oliva virgen extra.

Una vez cortado el pavo lo ponemos a dorar con poco aceite en una cacerola. Mientras, picamos las verduras a dados y reservamos. Pochamos la cebolla picada durante 5-6 minutos, añadiéndole luego los pimientos, la piña troceada y lo dejamos un par de minutos aproximadamente. A continuación, el vinagre, el azúcar moreno, la maizena desleída en un poco de agua y dejamos todo unos 5 minutos a fuego medio. Corregimos entonces de sal y pimienta, con otros dos minutos de cocción.

Añadimos todo el sofrito al pavo, junto con un poco de orégano. Y mezclamos bien.

Creo que este plato es mejor para consumirlo inmediatamente. Pero yo lo dejé para el día siguiente y salió muy rico.