Escribo esta receta con el dedo índice de la mano izquierda vendado y con dos puntos de aproximación, porque ayer me di un buen picotazo con las tijeras de cocina mientras troceaba un pavo. Pero aquí está el post del miércoles-jueves, y es una receta de cazón que encontré en el libro La Cocina de Huelva, que tantas satisfacciones me ha dado. Este pescado, en mi opinión, es un poco especial a la hora de guisar, y después de esta receta, tengo claro que necesita pocos ingredientes, y cuantos más sencillos, mejor. A ver:

Ingredientes: 1 kg de cazón, 2 ajitos, ramitas de perejil, 1 rebanada de pan frito, un chorreón de vinagre de Jerez, un poco de aceite y sal.

Elaboración: limpiar el cazón (mi pescadero quitó el hueso y prácticamente no hubo que hacerle nada más). Salar un poco y trocear. Freir en un poco de aceite en una cazuela los ajos enteros y la rebanada de pan, y cuando estén, sacar y hacer con ellos un majado añadiendo además el perejil, un chorreón de vinagre  y la sal, y deberá quedar una pasta de color verde. Mientras, poner en el aceite de la cazuela el cazón para saltearlo, y al poco, añadir el majado anterior, cubrir con un poco de agua y dejar cocer unos diez minutos a fuego medio. (Al final, le añadí especias de algas, que siempre tengo en casa).

Lo he probado y está exquisito. Lo recomiendo.

(La receta es de Josefa González García, de Almonaster la Real).

 

 

PD: hasta el viernes no me debo quitar el vendaje….