Este 28 de febrero la pandilla de blogueros, webs y otros medios de comunicación gastronómicos de Cádiz, que además nos llevamos muy bien, estamos de enhorabuena.  Nuestro buque insignia, Pepe Monforte, acaba de ser distinguido por la Junta de Andalucía junto a otras personalidades del mundo universitario, el flamenco, el cine, las iniciativas empresariales, sanitarias, las cooperativas agrarias, la cooperación al desarrollo, y los discapacitados, entre otros.

Monforte es básica y nominalmente periodista, crítico gastronómico y empresario, y por extensión y efectivamente, librecantautor de las corrientes gastronómicas actuales y eternas, que inundan esta provincia nuestra; es decir, rapsoda de lo que se cocina desde la bahía de Cádiz hasta Algeciras, pasando por Jerez y por Olvera. Es amigo nuestro, y lo mejor de todo, un tío que va con la verdad por delante, y usa la generosidad como moneda de trato. Es una suerte que este acto institucional andaluz haya contado con alguien tan auténtico. La gastronomía en Cádiz, a ojo de Monforte, no tiene fronteras internas.

Muchos años lleva Pepe contando las maravillas de lo que se produce, come y bebe en Cádiz. Cosas aparentemente conocidas, pero que con él se han puesto en valor definitivamente, y nos han hecho estar orgullosos de nuestros productos, de nuestra cocina tradicional e innovadora, de nuestros vinos históricos y recién estrenados. De nuestros cocineros ya hechos y de los que luchan por hacerse. En suma, el mundo del alimento gaditano, elevado a su máximo sabor y prestigio. De todo eso se encarga Pepe Monforte desde hace más de trece años. Y gracias a él, en las redes sociales se habla del gran comer y disfrutar que tiene Cádiz.

Aparte de la especialidad de cada blog, todos los que de alguna manera pertenecemos al colectivo gaditano de la comunicación gastronómica, hemos seguido la senda de Pepe Monforte. Con él, el público ha conocido no solo las mejores ventas de nuestros pueblos, sino también su historia, especialidades y proyectos, y sus empleados ya son personajes. Pero también Pepe nos ha recordado el sabor de la navidad, y qué podemos beber de las barricas bodegueras. En suma, dulces, vinos, guisos, quesos, algas, nuestras apuestas más gustosas y prestigiosas, se han colocado en los hastags de la red, que es donde está todo, apoyando a miles de empresarios locos por innovar, perfeccionar y ofrecer lo mejor.

Como otros blogueros gaditanos, queremos difundir nuestra gastronomía. Pepe nos convenció desde el principio. Y, es cierto, Cádiz puede mucho. Muchas provincias quisieran tener para sí un Monforte. ¡Enhorabuena por el premio, Pepe!.