Venta El Albero1_editado-1Los tiempos cambian. Las ventas de las cocinas de carretera ya no tienen por qué estar limitadas a pocos platos, la mayoría preparaciones pesadas y excesivas. Ahora se amplía la carta, se cocina más ligero, se mejora el servicio, se introducen buenos y novedosos vinos, y se modernizan las instalaciones de las ventas de toda la vida; todo ello, sin perder el encanto que tienen estos establecimientos. Me estoy refiriendo aquí a la Venta El Albero, situada en la Carretera de La Cartuja, en Jerez, que –en mi opinión- cumple todos los requisitos para ser perfecta.

El Albero tiene una carta variadísima, -que su gerente, Juan Pedro Jiménez  se sabe de memoria- dónde a cada plato se le da su importancia y su justa intensidad. Si son berzas o carnes del entorno, el plato se presenta en su receta tradicional. Pero si se trata de pescados o mariscos, nada tiene que envidiar a la hostelería de costa. Por no hablar del trato que dan a las verduras, exquisito.

Venta El Albero mosaicoEn resumen, hablamos de una venta que tiene para todas las edades, gustos y paladares, con profesionalidad y calidad. Una venta que tiene su propio estilo, su personalidad, pero que responde a los gustos y técnicas de nuestro tiempo. Todo ello con unas instalaciones magníficas.

Atención al “empujao” (salteado de patatas y calabazas con ajo y especias), las croquetas de puchero (excelsas), berzas (inolvidables), pochas con chorizo (las probé personalmente, riquísimas), calamares rellenos (bien hechos, ligeros, y con patatas fritas de verdad), revueltos de setas (ummmmm!!!!!), y unos postres deliciosos y bien servidos.

Cuento todo esto en primera persona y en nombre de mi familia, que me acompañó en la degustación. Siempre aconsejo esta venta como eficaz en calidad y bien organizada.

Otro tema es que cuenta con los mejores vinos de la provincia de Cádiz.

Y sigo insistiendo, nuestra provincia continúa aumentando su prestigio en calidad gastronómica. Como se dice coloquialmente, “se lo está currando y bien”.