Veo a muchos jóvenes llevando un vaso de café en un envase cerrado por la calle. Son los cafés listos para tomar, que venden muchos bares y muchos supermercados; se supone que solo llevan café, azúcar y leche (o sucedáneo), y cada uno de estos tres ingredientes es objeto de análisis. La página Eroski dedica un reportaje a estos cafés preparados.

El café es algo habitual en nuestra sociedad, uno de los productos más consumidos (350 tazas al año/persona como mínimo). Hace algunos años el café se tomaba en casa y en las cafeterías. Hoy, cada vez más, se sirven cafés listos para consumir, y se venden en vasos o envases individuales. Se pueden tomar fríos o calientes, y con distintos modos de preparación. Pueden ser:

Expreso (agua caliente a presión pasada por el café molido), con mucha cafeína, tipo italiano.

Con leche: cuando al expreso se le añade leche.

Caffe latte: con leche espumada obtenida del vapor de la cafetera.

Capuchino: se le añade leche y leche espumada.

Machiato; café expreso con un toque de leche espumada.

Frappé: café con hielo recubierto de espuma de leche.

Indica Eroski que el sabor y el aroma de estos cafés preparados responden a la variedad de café.  Y también nos recuerda las dos grandes variedades de café: arábica y robusta. El primero es más aromático y suave, el de mayor producción mundial y el más apreciado;  y el segundo más fuerte (y más barato, creo). La mayoría de las marcas de cafés preparados llevan arábica.

Eroski aconseja que leamos la etiqueta del café preparado, y advierte que al no estar categorizados en la legislación, lo que se indica es una descripción. También es preciso leer la lista de ingredientes, que aparecerán según su proporción.

Cuando el preparado lleva más café que leche, se clasifican en: líquido, soluble y extracto de café.

Si se da más leche que café, normalmente será con leche desnatada.

Y hay que estar atentos al contenido de azúcar (los añadidos por el fabricante y los intrínsecos procedentes de la leche de forma natural, sobre todo lactosa. Puede decirse que cada vaso contiene entre 2-3 cucharaditas y media de azúcar.

Más información sobre la leche de estos cafés preparados.

FUENTE: página de Eroski Consumer.