Casa y Archivo de Medina Sidonia1Ayer sábado, junto a un grupo de blogueros gastronómicos y amigos, tuvimos la suerte de conocer en Sanlúcar de Barrameda el Palacio Ducal de la Casa de Medina Sidonia, así como su archivo histórico, tal vez el más importante archivo privado de Europa. Todo ello gracias a las gestiones de nuestra amiga Lola López con la Fundación Casa de Medina Sidonia, con sede en el edificio, y a la que no tenemos suficientes palabras de agradecimiento. Las fotos del interior del palacio están prohibidas.

El grupo partió desde los bellos jardines del palacio, terraza histórica de la cafetería y la actual hospedería, cuya visita recomendamos.

Hay que recordar que el ducado de Medina Sidonia es el más antiguo del Reino de España, concedido por el rey Juan II de Castilla a Juan Alonso Pérez de Guzmán (III Conde de Niebla) en 1445, aunque ya Alfonso X el sabio concedió prebendas a Alonso Pérez de Guzmán (Guzmán el Bueno) en 1282.

El Palacio Casa de Medina Sidonia tiene tres plantas, en un edificio que ha sufrido diversas transformaciones y ampliaciones a lo largo de los siglos. Desde 1517 es la residencia oficial de los Duques, siendo declarado BIC en 1978. El sector antiguo de la casa formaba parte del Alcázar. Ha funcionado como una auténtica sede administrativa del Ducado, llegando a trabajar en él unos 300 empleados, dedicados en su mayoría a tareas contables y de administración.

Además de su colección de mobiliario, enseres, esculturas, pinturas y objetos (como valiosos arcones y bellísimos bargueños), hay de destacar los tapices que cuelgan de sus pareces, de la Casa de Montalto, datados en el siglo XVII.

La Fundación Casa de Medina Sidonia organiza en el palacio Casa y Archivo de Medina Sidonia2diversos actos culturales y académicos como jornadas, eventos, congresos y conferencias, siendo un referente cultural para la localidad de Sanlúcar de Barrameda.

Pero la parte fuerte de la visita fue sin duda acceder al archivo histórico del palacio, un habitáculo de unos 100 metros, constituido por 6 millones de documentos (12 millones al estar escritos por ambas caras), y que comienzan con Alfonso X el Sabio y finalizan con el rey Amadeo de Saboya. El fondo documental tiene contenido político, administrativo, económico y social, y ofrece información de 600 años de historia de España y Europa, incluyendo documentos del reino de Nápoles.

Acontecimientos tan importantes como la repoblación en el Levante español tras la reconquista, la Toma de Granada, la expulsión de los moriscos, las baronías de Cataluña, o el otorgamiento de Carta de Puebla de diferentes poblaciones de Andalucía, figuran en este archivo privado, activo hasta el siglo XIX, que tuvo que ser trasladado a un guardamuebles tras la guerra civil. También contiene documentos originales como cartas autógrafas de los Reyes Católicos, del emperador Carlos V, el rey Felipe II, o como por ejemplo una carta del rey Fernando IV, a Doña María de Molina, madre de Guzmán El Bueno, relativo a la legitimación de sus hijos naturales.

La historia ha dejado en este patrimonio documental claras pruebas históricas que pueden actuar como fuentes del derecho común, que además han servido para acreditar el papel reivindicativo del pueblo que en ocasiones ha desempeñado frente a los abusos fiscales del señor de turno.

Otro hecho demostrado por documentos a través de la historia, es la influencia positiva del hecho de que el señor residiera en la misma comarca. Y para ejemplo, el Ducado de Medina Sidonia, que, en sus siglos de historia apenas tuvo litigios ni conflictos, frente a otros señoríos cuyo propietario residía fuera de sus territorios, seguramente alrededor de la Corte. La paz social era más fácil con el señor en casa.

Pudimos contemplar documentos escritos en cuidada letra gótica, como la Carta de Privilegio de Sanlúcar de Barrameda, de 1297, otorgado a Guzmán El Bueno. El archivo cuenta también con numerosos fondos cartográficos, que hoy ponen de manifiesto la notable y rápida evolución de nuestras costas.

Es interesante conocer la historia de los Duques de Medina Sidonia, además de sus consortes e hijos, con personajes femeninos que han quedado eclipsados en la historia pero que luego la investigación ha puesto en valor, por su importante papel en la política, la cultura o la guerra (como la mujer soldado –Manuela de Luna, nacida en Fuentes de Andalucía (1786-1857).

Casa y Archivo de Medina Sidonia3Además, desde el año 1503, existen documentos en el archivo que recogen la administración de la Casa de Medina Sidonia hasta en sus más pequeños detalles domésticos. Todo ello clasificados en distintos negocios como sal, almadrabas, arriendos, ganadería, economía y crisis bancarias, etc.

Por supuesto, que también aparecen las cuentas de las Casas de Mancebía propiedad del Ducado.

Es muy gratificante contemplar estos libros de cuentas que detallan al céntimo, las compras de chocolate, tocino, espárragos, ranas, anguilas, garbanzos, acelgas, gazapos o carnero.

Y un libro que nos llamó especialmente la atención, El arte de Cocina, de Martínez Montiño, cocinero de SM Felipe IV, del siglo XVII, una joya para investigadores gastronómicos.

En fin, un privilegio estar rodeados de documentos que son historia y auténtica vida de un pasado de nuestro país, perfectamente catalogados y clasificados para nuestro orgullo y satisfacción y para lujo de investigadores. Todo ello, gracias a la que fue XXI Duquesa de Medina Sidonia, Luisa Isabel Álvarez de Toledo, fallecida en 2008.

Gracias a quienes nos han facilitado esta interesantísima visita, concretamente a Liliane Dalhmann, presidenta de la Fundación Casa de Medina Sidonia.