Ésta es la magnífica receta de la carne mechada que hizo mi hermana Manoli, y que tuvimos la suerte de probar en la última reunión de hermanos y sobrinos. Con esta carne como plato principal comemos todos y bien, y además nos encantó. La carne se acompañó de unas patatas gallegas pequeñitas, hechas al horno con esmero. Ya he dicho más de una vez que en casa somos poco de carne, pero cuando tenemos una ocasión como ésta de degustar un buen redondo de ternera, siempre lo agradecemos. Aquí van las recetas de los dos platos, pues uno se complementa al otro.

Para la carne (7-8 personas): 2.500-3.000 kg de redondo de ternera, 50 g de harina (Gallo), 3 cebollas grandes, ½ cabeza de ajos, 1 vaso de vino blanco (Elguiso o uno tipo amontillado), sal, pimienta negra molida y buen aceite de oliva virgen extra.

Elaboración: Salpimentar y dejar 15 minutos la carne y enharinarlas un poco, como si fuera pescado. Cortar las cebollas en julianas y los ajos en láminas. Pochar ajos y cebollas con aceite en un perol. En olla a presión, dorar carne, dándole vueltas con cucharas de palo para que tome color por entero. Verter en la olla el pochado anterior, el vaso de vino, sal y agua hasta cubrir. Dejar 1 hora u hora y cuarto. Pasado el tiempo sacar la carne con trinchadores, dejando consumir la salsa unos 15 minutos, pasándola después por la minipymer. Reservar carme y salsa.

Para las patatas: 1,5 kg de patatas (El Abuelo, guarnición, que son estupendas) o bien de Sanlúcar, sal, pimienta negra molida y mantequilla.

Elaboración: Lavar las patatas, cocer con agua y sal hasta que veamos al pinchar con el cuchillo que cae la patata. Entonces estará en su punto. Pelar y salpimentar, colocar en fuente, poniendo un pellizco de mantequilla en cada una. Colocar en el horno suave, a gratinar 15 minutos. Servir junto con la carne.