Estoy deseando pasar al blog toda la información recibida en el curso tan interesante que sobre alimentación impartió la Fundación IDEHS a finales del año pasado. Creo que merece la pena comentar todas estas ideas, sobre todo las relacionadas con la dietética.

 

Está claro que con todos los alimentos, hay que seguir ciertas pautas:

 

Carnes y pescados: mantener un consumo moderado (15% aporte calórico total), con preferencia de pescados azules y aves, y evitando sesos y vísceras. Es necesario también evitar carnes rojas y embutidos. El pato no se aconseja. Y como ya hemos dicho anteriormente, es mejor el cerdo que la ternera, sobre todo el ibérico.

 

Huevos y lácteos: no más de 2-3 yemas semanales. Evitar helados, nata, mantequilla en exceso. Lo mejor, quesos y yogures frescos.

 

Cereales: Preferencia por los integrales.

 

Frutas y verduras: mantener un consumo alto y si son crudos, mejor. Al menos dos frutas al día.

 

Frutos secos: son buenos por su propiedad antioxidante, aunque deben consumirse con moderación.

 

Alcohol y café: no más de 30 g. al día de café. Lo aconsejable sería no más de 300 c/c de vino, ó tres cervezas, o 1 copa de licor. No olvidemos que el vino contiene sustancias que impiden la oxidación, llamadas polifenoles.

 

Preparación de los alimentos. Deben elaborarse con poca grasa. Las frituras deben hacerse con aceite de oliva y es necesario evitar siempre los productos precocinados, ricos en grasas saturadas o ricos en sal.