Mi próximo libro –el de los viernes- estará dedicado al arroz y las pastas. El pasado viernes pusimos este plato de tallarines que lo único que necesitó fue un gazpacho como entrante. Aquí la receta, para 2 personas. Es cuestión de calcular para más comensales:

100 g de tallarines, 250 g de gambas sin pelar, una cebolleta grande, 2 pimientos cuerno de cabra, 100 ml de tomate frito casero, un chorro de vino blanco, sal, aceite de oliva virgen extra y especias de algas (opcional).

Pelar las gambas y reservarlas. Cocer en agua hirviendo las cabezas durante veinte minutos junto con la mitad de la cebolleta. Con el caldo resultante cocer los tallarines según indique el fabricante, que será alrededor de cinco-seis minutos. Escurrir y reservar la pasta.

Picar la cebolla y los pimientos. En una cazuela de hierro fundido (preferible), sofreírlos con el aceite hasta pochar. Añadir el vino y el tomate frito, dejar unos minutos y añadir las gambas peladas, saltearlas un par de minutos.

Por último, añadir la pasta cocida, mezclar y corregir de sal. Poner las especias de algas como decoración.

Un plato riquísimo y sano.