Tras conocer ayer sábado la muestra sobre el doctor Thebussem instalada en el gaditano Centro Reina Sofía, se me ha ocurrido hojear algunos de sus textos dedicados a la gastronomía de Mariano Pardo de Figueroa, que firmaba con el anterior seudónimo; concretamente el libro “Escritos gastronómicos”, edición de Jesús Romero Valiente, 2011. En este libro se recogen sus pensamientos sobre cocina y gastronomía en todas sus facetas, debidamente comentados. Pero me gustaría citar su opinión sobre el fenómeno de la globalización, que ya a finales del siglo XIX comenzaba a despuntar en España.

“Hoy pretenden igualarse todos los pueblos del globo, borrando gran parte de su propio nacionalismo. Nosotros presenciamos este bien o este mal y advertimos que ya se asimilan los edificios, los vestidos, los muebles, las monedas, las pesas y las medidas. Vemos que es casi una misma la forma de los buques, la hechura de las armas, la organización de los ejércitos, la base de los códigos, la política de los gobiernos, las leyes de las aduanas, y las ordenanzas de los correos. Semejante uniformidad nacida del vapor es nieta legítima del agua y del fuego. Con agua y fuego transformaron los cocineros prehistóricos la alimentación del hombre, y con fuego y agua han mudado también los sabios y los mecánicos del siglo XIX el aspecto físico y moral del mundo”.

Sabia reflexión, aplicable a nuestros días, teniendo en cuenta que vienen de un personaje que vivió entre 1828 y 1918.

El libro “Escritos gastronómicos” del doctor Thebussem, de la editorial Renacimiento, recoge multitud de textos de nuestro erudito Mariano Pardo de Figueroa, con diversos comentarios. En ello se reflejan sus vivencias y preocupaciones relacionadas con el mundo de la cocina, como también la llamada «globalización».