Cata taurina El Puerto plaza1Con un suave y agradable “levantito”, nada que ver con los 100 km/hora que vinieron después, el pasado viernes asistimos a un evento organizado por la Asociación Discovery Sherry, dirigida por Vicky Miller, y de la que somos miembros de número tras nuestro “juramento” de fidelidad a los vinos de Jerez.

El acto se llamó “Los vinos de Jerez y las suertes del toreo” (Mis notas de cata para una corrida de toros), y se desarrolló en el interior de la Plaza de Toros de El Puerto de Santa María. Consistió en una ruta guiada por la Plaza, una cata de seis vinos de las portuenses Bodegas Lustao, Caballero y Grant y una presentación de las suertes del toreo en maridaje con estos vinos. Interesantísimo.

Cata taurina El Puerto plaza2El director de la plaza de toros, Raúl Capdevila fue el encargado de recibir al grupo de unas cincuenta personas que tuvo oportunidad de recorrer todas las dependencias de este coso construido en 1878, tras otras seis plazas anteriores, por Eduardo Osborne Bohl de Fäber con un coste de 1.250.000 pts de entonces.

La plaza es de factura moderna, siendo la primera en ser construida con soldaduras de hierro de fundición. Tiene tres pisos y una capacidad para unas 11.000 personas, y cuenta con un palco real, situado sobre el de la presidencia (asesor taurino y veterinario). El próximo día 27 de mayo abrirá sus puertas al público para comenzar su temporada de festejos taurinos, por lo que en este momento está llevando a cabo tareas de limpieza y puesta a punto. Es la plaza de toros con el ruedo de mayor diámetro de España. Además, la banda de música obedece solo al director.

La plaza de Toros de El Puerto es de segunda categoría por dos razones: primero por no estar en una capital de provincia y segundo por celebrar menos de 17 festejos taurinos anuales. Si bien su arquitectura y monumentalidad podrían permitir que fuera de primera categoría. La provincia de Cádiz tiene dieciséis plazas de toros.

Cata taurina El Puerto plaza3Durante la explicación, pudimos conocer varios patios: el patio de Cuadrillas, con desolladero, donde al toro muerto se le quitan las vísceras. Un toro para corrida cuesta al empresario de 6.000 a 8.000 euros, si bien para ser vendido como carne sale al 10% de este precio, es decir, lo que paga el carnicero. Los toros que se lidian en las corridas tienen menos de 6 años.

Veinticuatro horas antes de la corrida los toros desembarcan en las dependencias de la plaza. Allí se pesan y el ganadero comunica el peso al empresario. El toro tiene un oído excepcional, pero se asusta fácilmente. Hay un reconocimiento veterinario en el corral correspondiente. Permanecen juntos y pasan la noche los toros que proceden de la misma ganadería.

sherry explorers mayo flyerEl sorteo de cada toro para adjudicarlo a cada torero se hace con el mismo protocolo de hace 300 años, y en el acto está presente un representante del torero. El toro se enchiquera en un espacio pequeño en dónde se le riega desde arriba, se le da de comer y beber en abundancia.

La Sala de toreros supone el lugar de reunión de diestros y componentes de su cuadrilla (tres por cada torero). Cuenta la plaza con una capilla, cuyo altar consta de un cuadro de la Virgen del Carmen (siglo XVIII), si bien cada torero trae sus propias estampas o imágenes devocionales.

El patio de caballos es un conjunto de bóvedas de gran altura, con una capacidad para unos 40 caballos de picar, que en otros tiempos estaban condenados a morir cogidos por el toro. Cada picador elige a su caballo. Los petos de protección actuales de los caballos no superan los 49 kilos de peso.

A continuación de la visita, pasamos a la cata de vinos y las suertes del toreo, de lo que hablaré en la próxima entrada.