Realizar sobre unas piedras calizas pulimentadas un dibujo con tinta grasa es el procedimiento de la estampación litográfica. Esta técnica se inventa a finales del siglo XVIII, completando y perfeccionando así el antiguo arte de la imprenta, que estaba limitada para reproducir un dibujo en colores. La litografía se expandió rápidamente por toda Europa, siendo Cádiz la tercera ciudad española, tras Madrid y Barcelona, en tener una imprenta litográfica. En junio de 2010 el Excmo. Ayuntamiento de Cádiz reunió este legado histórico de carácter industrial, artístico y documental, adquiriendo el conjunto de máquinas, instrumentos, piedras, matrices y pruebas de imprenta, para abrir este museo-taller de litografía situado en las Bóvedas de San Roque (Puertas de Tierra), visita cultural obligada en Cádiz.

El Museo Taller Litográfico de Cádiz, en 2.500 metros cuadrados, contiene una importantísima colección de más de mil piedras litográficas, procedentes de las canteras de Baviera, todas ellas de una gran calidad. Para el grabado se eligen las piedras más duras y de color pizarroso. Una buena piedra y en buen estado, puede proporcionar unas 6.000 estampaciones.

A partir de 1833, resurgieron en Cádiz actividades litográficas. Por ejemplo, en 1861, Jorge Wasserman, topógrafo, grabador y litógrafo alemán, fundó en la capital gaditana la Litografía Alemana, siendo su primer grabador el también germano Nicolaus Müller. Éste último abrió su propio taller en la calle San Francisco, adquiriendo la ya prestigiosa Litografía Alemana en 1870, y bajo su dirección, ya instalada en la calle Cánovas del Castillo, fue ejemplo de gran proyecto comercial, técnico y empresarial. De hecho se amplió el negocio y la maquinaria, y se incorporaron prestigiosos dibujantes y grabadores, como Scherzinger, Parkinson o Domínguez, abriéndose incluso una sucursal en Jerez.

No obstante, ante la competencia de las técnicas modernas de producción de imágenes, la Litografía Alemana fue cada vez menos viable, entrando en un profundo declive, momento en el que el Ayuntamiento adquiere los activos del negocio.

El Museo-Taller Litográfico –el segundo en importancia de España- es una muestra de gran interés cultural e industrial, reflejo de la época dorada de las artes gráficas en la ciudad de Cádiz, y que contaba con las técnicas más avanzadas en la reproducción artística.

Además del gran conjunto de piedras, el visitante quedará encantado con la magnífica colección de etiquetas publicitarias de bebidas y carteles antiguos. En el Museo se  organizan talleres pedagógicos para grupos. Recomendamos esta visita. La entrada es gratuita.

(Horario: de martes a viernes, de 9 a 18 horas. Sábados, domingos y festivos, de 9 a 14 horas. Festivos abiertos, 28 de febrero, 15 de agosto, 12 de octubre, 6 y 8 de diciembre).

Fuente: folletos del Ayuntamiento de Cádiz y la página www.cadiz.es