Este plato lo tomé –con algún cambio- de la receta llamada “Choquitos enteros”, del libro “La Cocina de Huelva”, de Remedios Rey y Bernardo Romero (Diputación de Huelva, 2008. Me alegró mucho además comprobar que fue una receta cedida por mis parientes, los Fedriani López de Huelva. La preparamos con chipirones de tamaño mediano y nos encantó.

Para dos personas: 400-500 g de chipirones (al limpiarlos pierden mucho peso), 3 dientes de ajo, harina, gotas de vinagre oxigarum (vinagre de Jerez con salsa garum), una hoja de laurel, 1 cucharada de pimiento molido, aceite de oliva virgen extra (lo justo para el fondo), agua caliente y sal.

Empezamos limpiando los chipirones por dentro procurando que quede enteros. Poner aceite en un perol y sofreír los ajos.

Mientras tanto envolver en harina los chipirones y dorarlos en el aceite anterior, agregando un poco de oxigarum (o vinagre), laurel y pimentón molido. Dejamos todo a fuego lento hasta que los chipirones se pongan tiernos (10-15 minutos). Corregir de sal, añadiendo un poco de agua caliente si lo necesitase.