Beatriz Robles es licenciada en Tecnología de los Alimentos, autora del libro COMER SEGURO, COMIENDO DE TODO, al cual le dedicamos en su día una entrada. Ha colaborado en un programa de televisión de Castilla-La Mancha Media. en el que asesora sobre temas relacionados con la seguridad alimentaria, desmontando además algunos bulos que circulan por ahí.

Recojo aquí algunas de sus afirmaciones en relación el pollo y los huevos, que creo que a todos nos interesan:

SOBRE EL POLLO

Es seguro comer pollo.

No debe consumirse al punto o poco hecho, al contrario de la carne de vacuno por ejemplo. La anatomía del pollo, su proceso de cría, produce contaminación interna.

El Pollo no lleva hormonas, está prohibido en U.E.

La piel del pollo no lleva tóxicos, ni aditivos.

El agua que suelta el pollo es de la carne (por la desnaturalización de las proteínas).

 

SOBRE LOS HUEVOS

Aunque en las tiendas están a temperatura ambiente, en casa deben conservarse en nevera, no en la puerta (ahí fluctúa la temperatura), y a 4ºC máximo.

No pasarnos de la fecha de consumo preferente. Es una excepción. Sí podemos en otros alimentos.

Es necesario lavarnos las manos antes y después de manipular los huevos.

No lavar la cáscara, sino solo justo antes de usar los huevos.

Importante: deben cuajarse calentando como mínimo 1 minuto a 70ºC, para que cuaje la yema perfectamente.

No voltear la tortilla sobre el mismo plato de haber batido los huevos.

 

SOBRE LAS FRUTAS Y VERDURAS

En crudo, las frutas y verduras se deben lavar y desinfectar, sumergiéndolas 5 minutos en abundante agua con una cucharadita de postre de lejía, aclarar después.

Al juntar los alimentos en el plato, no deben mezclarse antes, por ejemplo evitando compartir las tablas de corte (contaminación crudos/cocinados).

 

A partir de esta semana, Beatriz Robles estará en la 2 de TVE los domingos a las 12 h, en el programa Saber Vivir. Recomiendo seguirla.