Si mi memoria y el contenido de mi biblioteca no me engaña, son trece los libros publicados desde 1990 por Carlos Spínola, miembro fundador del Grupo Gastronómico Gaditano, aunque creo que me quedo corta. El gastrónomo ha compartido también autoría de sus obras con otros compañeros del grupo como Manuel Fernandez-Trujillo. 

Pero la noticia que hoy traigo es la llegada de dos nuevos títulos de Spínola a las librerías, que según escribe él mismo, son ya veinte los libros que el gastrónomo ha dedicado a la cocina y la gastronomía de Cádiz.

El primero, PAN Y COCINA, (Asociación Gastronómica del Sur, 2020), está escrito conjuntamente con Diego Brea Ramírez. Contiene 10 propuestas para elaborar panes caseros y 100 recetas de aprovechamiento del pan. Es una obra muy oportuna en los tiempos en que por salud, calidad y disponibilidad se hace conveniente elaborar la masa del pan en casa. En cuanto a las propuestas para aprovechar el pan, el libro de Carlos Spínola incluye recetas clásicas o novedosas, todas fáciles y también originales, que van a tener éxito y utilidad en nuestras cocinas y en nuestra alimentación diaria. El pan es el alimento más básico y se merece toda nuestra atención.

La segunda obra es una completa y pionera recopilación titulada “CÁDIZ, SOPAS Y LETRAS. La cocina gaditana en los libros”. Y parte de personajes históricos como Columela (Siglo I), San Isidoro de Sevilla (Siglo VI) Al-Himyari y anónimos del siglo XIII, pasando por Francisco Delgado, Agustín de Horozco, Suarez de Salazar, Miguel de Cervantes y padre Miguel Sarmiento (del XVI al XVIII); continuando con Richard Ford, la Compañía de Jesús, Alejandro Dumas, Pascual Madoz, Doctor Thebussem, (siglos XVIII al XX), o Benito Pérez Galdos, Dionisio Pérez, Melquiades Brizuela, y acabando en autores gaditanos desde 2000 a 2020, de los que formo parte. Todos ellos escribieron sobre la cocina de Cádiz.

Es decir, SOPAS Y LETRAS recorre toda la producción literaria culinaria y gastronómica de escritores -gaditanos o no-, referidos a la cocina de la provincia de Cádiz.

Todo este abundante material descubierto y recogido cronológicamente por Carlos Spínola viene a aumentar sin duda nuestra autoestima gastronómica, ya que han sido 2.000 años de presencia de la cocina gaditana en la literatura a través de tratados, libros de viajes, ensayos, artículos de prensa, investigaciones históricas o publicaciones de recetas populares o innovadoras.  Junto a su completo Diccionario Enciclopédico Ilustrado de Gastronomía y Cocina Gaditana, esta obra es un gran catálogo temático que reafirma todo lo publicado alrededor de la cocina gaditana, incluyendo nombres de páginas webs y blogs personales e incluso perfiles de Facebook de nuestra actualidad.

Llegados a este punto y tras la ingente tarea de Spínola por recoger toda esta información a modo de datos primarios, tengo claro que existe un sólido punto de partida para analizar nuestra cocina en toda su evolución a través de la historia, así como una prueba documental del valor que suponen nuestros productos, vinos, platos cocinados o descritos por tantos personajes apasionados de la cocina más nuestra.