Una receta rica y fácil, que se termina en el horno. Está muy indicada para los niños por llevar tomate frito (casero por supuesto), que normalmente les encanta.

Ingredientes para 3-4 personas: 100 g. de arroz, 300 g. de calabacín, 150 cl de tomate frito casero, 50 g de cebolla, 50 g. de queso semicurado para rallar, aceite de oliva virgen extra, orégano, tomillo y sal.

Cocer el arroz durante 15-20 minutos, escurrir y reservar.

Con poco aceite, rehogamos la cebolla pelada y picada y el tomate frito con las especias y la sal, dejándolo todo cocer 20 minutos.

Lavar y cortar el calabacín en láminas y dorarlas pasándolas por aceite y sal. Calentar el horno.

En una fuente de horno disponer una capa de salsa de tomate, otra de arroz, queso, calabacín, etc., finalizando con la salsa de tomate.

Introducir en el horno 12 minutos a fuego medio.

 

NOTA: esta receta es de «Cocina para niños, Inés y Simone Ortega, 2004. Círculo de Lectores).