El V Premio ‘Vinos y Licores de la Provincia de Sevilla’ ha sido otorgado a Cueva de la Sima 2018, de Bodega La Margarita (Constantina), como mejor vino blanco; Cocolubis 2017, de la misma bodega La Margarita, como mejor vino tinto; Salado Seville 2000, de Bodegas Salado (Umbrete), en la categoría ‘Vinos de Licor, Aromatizados y Vinos Dulces’; M de Salado 2019, también, de Bodegas Salado, como ‘Vino Singular de la Provincia de Sevilla’; y Elixir La Flor de Utrera, de Destilería La Flor de Utrera (Utrera), como mejor licor tradicional.

Fue el martes pasado en un acto celebrado en el Salón de Plenos por el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, junto al presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), Miguel Rus, y con las correspondientes medidas de prevención sanitarias. También asistieron los representantes de las diferentes bodegas y destilerías participantes.

Este Premio tiene como objetivo propiciar un mayor conocimiento de los vinos que se producen en el territorio sevillano y fomentar su consumo, así como promocionar la cultura enológica en la provincia como experiencia turística. Desde la pasada edición, además, integra el reconocimiento a los mejores ‘licores tradicionales’ del territorio.

A la convocatoria del Premio han podido optar todos los vinos y licores que se producen en la provincia de Sevilla. De esta manera, la cata ha distinguido entre las cinco categorías siguientes: vinos blancos tranquilos y espumosos; vinos tintos tranquilos; vinos de licor, aromatizados y vinos dulces; vinos singulares de la provincia de Sevilla, y licores tradicionales.

Además, se han concedido 7 medallas (4 de oro y 3 de plata) a los siguientes vinos y licores: Torre Beraun Maior 2014, de Bodegas Fuente Reina (Constantina); y Silente Selección 2014, de Viñas Colonias de Galeón (Cazalla de la Sierra), medallas de oro en la categoría de ‘Vinos Tintos Tranquilos’. Las otras dos medallas de oro han recaído en la categoría de ‘Vinos de Licor, Aromatizados y Vinos Dulces’, en la que han sido distinguidos Don Curro Reserva, de Bodegas  Salado; y Bigotillo, de Bodegas Halcón (Lebrija).

Las medallas de plata han sido para Ocnos Chardonnay 2018, de Viñas Colonias de Galeón; Turdetano Blanco Roble 2018, de Bodegas Salado; y Promesa de Rocío Blanco Seco 2019, de Bodegas Alcaria (La Puebla del Río), todos en la categoría de ‘Vinos Blancos Tranquilos y Espumosos’. 

El jurado estuvo integrado por un prestigioso grupo de enólogos, sumilleres, críticos gastronómicos y periodistas especializados, que, en una cata ciega dividida en cuatro sesiones a lo largo de las dos últimas semanas, seleccionaron los mejores vinos y licores dentro de las categorías mencionadas.

Las bodegas y destilerías galardonadas podrán hacer mención del premio obtenido, exclusivamente, en las etiquetas de las botellas del vino y licor ganador en su añada correspondiente. Asimismo, podrán hacer mención del galardón obtenido en elementos promocionales de la bodega, indicando el nombre del premio, el vino o licor ganador y la añada correspondiente.

Por otra parte, la Diputación de Sevilla promoverá los vinos y licores ganadores de este concurso utilizándolos en sus actos promocionales, catas o degustaciones, para lo que adquirirá la necesaria cantidad de los mismos o de otros de la misma bodega, en caso de que no tuvieran suficiente suministro del vino o destilado ganador.

 

FUENTE: página web de la Diputación de Sevilla, al igual que la foto.